Un desastre (por ahora) sin igual en 75 años del Real Zaragoza

Hay que remontarse a la temporada 1946/47 para encontrar un Real Zaragoza tan escaso de puntos en Segunda, cuando se bajó a Tercera
La Romareda y el zaragocismo han presenciado esta campaña a un desastre mayúsculo
photo_camera La Romareda y el zaragocismo han presenciado esta campaña a un desastre mayúsculo

No hay un Real Zaragoza reciente peor que este en Segunda División tras cosechar 46 puntos en 39 jornadas. Es imposible hallarlo en este periodo, donde con mayor o menor diferencia, siempre ha estado mejor o, como mínimo, menos mal. Hay que remontarse a la temporada 1946/47 para encontrar uno similar en escasez, cuando descendió a la tercera categoría del fútbol español.

Fue hace 77 años, pero entonces, la Segunda División estaba compuesta por 14 equipos. En esos 26 partidos se cosecharon 21 puntos con el sistema viejo de puntuación. Es decir, dos puntos por partido ganado y uno con el empate. En la equivalencia al actual sistema, hubiese implicado 30 puntos en 26 partidos. El promedio es de 45 puntos en 39 jornadas y entre 48 y 49 al término de 42.

El Real Zaragoza pasó dos temporadas en Tercera tras el descenso (no había Segunda B) y, desde entonces en adelante, no hay unos blanquillos peores. Puede decirse, por tanto, que este es el más doloroso de los últimos 75 años.

A partir de entonces, prácticamente todos los años ha peleado por empresas grandes en Primera División, ganando títulos y alzándose como un grande internacional. Si ha sufrido por la permanencia, es incomparable hacerlo en Primera que en Segunda. Y si el descalabro fue mayúsculo y terminó en descenso, nunca presentó, desde entonces, los números actuales.

REPASO A LA ÉPOCA RECIENTE

Un repaso rápido a la época reciente evidencia la gravedad del problema. El año pasado, a estas alturas, se sumaban 49 puntos con Fran Escribá. Los mismos que el anterior con Juan Ignacio Martínez, el último de la Fundación Zaragoza 2032.

Es reseñable que, en la temporada en que JIM acudió al rescate, al término de la jornada 39 ya sumaba un punto más (47) que en este momento. La campaña estuvo condicionada gravemente por un playoff que terminó a mitad de agosto y 15 días para confeccionar la plantilla antes del comienzo de la siguiente.

La del citado playoff fue la 2019/20, y a estas alturas se sumaban 62 puntos, mientras que en la anterior, cuando fue Víctor quien aterrizó en la entidad, ya tenía 50 en la jornada 39. Con Natxo González ya iban 62, en la que salvó César Láinez se alcanzaban los 48 y en la del desastre de Llagostera eran 60. Y en la que comandó Ranko Popovic hasta la final del playoff se alcanzaban 57.

Tampoco el último año de Agapito fue peor, porque a estas alturas se habían logrado 51. Evidentemente, la del último ascenso, la 2008/09, tras 39 jornadas se sumaba más. Concretamente fueron 74 puntos.

AL SIGLO PASADO

Si uno se remonta al siglo pasado, tendrá difícil ver un año peor. En la 1977/78 se logró un evidente ascenso con Arsenio Iglesias y, tras 38 jornadas (eran 20 equipos en segunda), se sumaron 50 puntos. Eso sí, con sistema el sistema de dos puntos por victoria; con tres serían 70. Similar al ascenso de la 1971/72, aunque con el sistema de tres, serían 71. El entrenador era Iriondo.

Ver al Real Zaragoza en Segunda era un descalabro mayúsculo, así que no hay mucho más para comparar. En la 1955/56 se asciende con 40 puntos en 30 jornadas, porque había 16 escuadras. Serían 54 puntos en esos 30 con el sistema actual. Un año antes se disputó la promoción sin éxito final y terminó, tras 30 duelos, con lo que implicarían 57 puntos si se aplica la norma vigente. En la 1953/54, promediaría 52 a estas alturas.

Tampoco en el inicio de los años 50 se vería algo parecido: la equivalencia señala 60 puntos en 42 jornadas y 55 tras 39 en las respectivas 1950/51 y 1949/50. Así que hay que remontarse, para ver una temporada con menos puntos de proyección, a la 1946/47, cuando se descendió a Tercera con 30 puntos en 26 jornadas. Aplicando la equivalencia, 45 puntos al final de 39 jornadas y entre 48 y 49 tras unas hipotéticas 42. 

PALIAR EL PASO A LA HISTORIA

A lo que aspira este Real Zaragoza es a eludir el descenso y a no pasar a la historia más negra del club. A no estar entre los cuatro peores, a no dejar a la capital aragonesa fuera del fútbol profesional. Ganando los tres últimos partidos, al menos, se lograrían 55 puntos. No deja de ser triste en una campaña donde se contaba con el cuarto límite salarial más alto. Pero, al menos, se maquillaría el desastre.