Borge regresó a la titularidad con el Real Zaragoza casi cuatro años después

Andrés Borge entrena con el Real Zaragoza
photo_camera Andrés Borge lleva tiempo en dinámica del primer equipo

Tras una derrota como la de A Malata cuesta más encontrar notas positivas que olvidarlo y aferrarse al optimismo por naturaleza. Pero siempre hay alguna cuestión que rescatar y no es menos en esta ocasión. Porque casi cuatro años después, Andrés Borge volvió a ser titular con el Real Zaragoza, y cumplió en la difícil tarea de frenar a Carlos Vicente. Su trabajo queda ahí y se abre como una nueva opción de jugar en la zaga zaragocista.

Andrés Borge volvió a jugar, y lo hizo fuera de sitio, lo que complicaba más su tarea con la elástica zaragocista. Tenía que hacer olvidar a un Carlos Nieto que se había hecho amo y señor del lateral izquierdo después de la opción fallida de Fran Gámez, que regresó a la derecha. Ya había anunciado el míster que era una posibilidad, y especialmente en la primera parte demostró que estaba capacitado. La segunda, con la caída del equipo, sí que pasó algo de factura al canterano.

El entrenador blanquillo valoró la irrupción del canterano nacido en Binéfar, y aseguró que se encuentra “contento” con él. Trabajó y estuvo “serio” en defensa, por lo que no se le pueden poner peros a un trabajo complicado en su regreso al once casi cuatro años después. Además, Fran Escribá le dio la enhorabuena por su trabajo, ya que “ha cumplido bien” y, a pesar de la derrota, se pudo salvar.

SOCUÉLLAMOS COMO PRECEDENTE

Aquel 17 de diciembre de 2019, Andrés Borge se vestía de corto en Copa del Rey para la visita al Socuéllamos. Esa temporada, el cuadro de Víctor Fernández iba directo al ascenso directo, y se encontraba con un partido copero amable. El partido se solventó con un gol de Papunashvili y terminó con la portería a cero en lo que sería, además, el debut de Alejandro Francés.

Como curiosidad, ese día Andrés Borge completó el duelo en el lateral derecho, mientras que el central se desenvolvió en el izquierdo. En el regreso de Borge cambiaron las tornas, con Francés en el eje de la defensa y el primero ocupando esa posición que no es natural para él. Cumplió a pesar de todo, no se notó ese retorno tras cuatro años en categorías inferiores y deja claro que está capacitado para dar el salto definitivo al primer equipo.

Más en REAL ZARAGOZA