Alejandro Francés: "Estoy tranquilo, hasta 2025 puedo estar en mi casa y quiero ascender a Primera"

Alejandro Francés en el campo en un entrenamiento
photo_camera Alejandro Francés quiere cumplir su sueño de ascender con el Real Zaragoza

Uno de los jugadores del Real Zaragoza que ha pasado de ser una promesa a una realidad es Alejandro Francés. El central ha recuperado su nivel tras un comienzo complicado y el equipo lo está agradeciendo. Cada vez que se acerca el mercado de verano, su nombre aparece en las quinielas de traspasos, pero no le preocupa. Tiene contrato hasta 2025 en la capital aragonesa, su casa, y quiere ascender a Primera.

PREGUNTA.- Comencemos con un balance de la temporada…
RESPUESTA.- He ido de menos a más, me estoy encontrando bastante mejor. No empecé como pensaba y como todo el mundo esperaba, pero creo que no se empiezan igual todas las temporadas. Somos personas. Escribá me ha dado la confianza que necesitaba para poder dar mi gran nivel otra vez.

P.- ¿Qué es eso que faltó al comienzo?
R.- No sabría decir. No sé si fue por los partidos o porque hay circunstancias que no puedes controlar, pero no estuve a mi mejor nivel. Lo importante es que estoy volviendo a ser el mismo. Ahora tengo que mantener esta versión, que es lo más difícil en el fútbol.

P.- ¿Puede atribuirse a una alta presión en una persona joven?
R.- Todos los factores suman. Aquí, en el Real Zaragoza, si no haces un partido de 10, la gente no está conforme. Esa es la presión a la que nos sometemos, aunque también me gusta. He tenido algunos bajones, pero estoy otra vez para arriba. Saber llevarlo también me va a hacer mejor futbolista.

Francés espera continuar con un nivel alto y seguir asentado en el once

P.- Cómo cambia la vida de un canterano: de ser un adolescente más a una figura de referencia en la ciudad…
R.- Es una cosa que nunca te imaginas. Sueñas cuando eres un crío de categorías inferiores y ves a los del primer equipo, pero lo ves como algo lejísimos, como un sueño. Nunca te planteas más. Con el paso de los años lo ves más cerca, y cuando tuve la oportunidad… es una cosa increíble. Estoy muy orgulloso, y también mi familia.

P.- Una persona como Francés tiene que sentirse querida en Zaragoza…
R.- Eso es lo más bonito del mundo del fútbol. Ser ejemplo para aquellas personas que se ven reflejadas en ti me hace sentirme muy orgulloso. Espero ser un buen ejemplo también fuera de los campos, ayudarles a salir adelante y que sean mejores personas de lo que son.

P.- Quedándonos con lo bueno de esta temporada, ¿qué ha aprendido?
R.- Esto es como la vida: nada es tan bonito como se pinta. Un futbolista no va a estar a su máximo nivel, de 10, todos los partidos. Ni siquiera en equipos como el Real Madrid o el Barcelona todos lo mantienen siempre. Soy joven, tenía que vivir eso de no estar al 100% y pasar ese miedo. Eso me va a hacer mejor futbolista y, cuando tenga dificultades, poder sobreponerme para decir “aquí estoy yo”.

P.- Se le ve bien complementado con Jair: ¿tiene esa experiencia necesaria para mezclarla con su juventud?
R.- Es un tío muy veterano, con mucha experiencia. Ha vivido sus bajones, sus malos momentos… Jair es muy bueno y también me veo reflejado en él; en cómo lo hace, cómo trabaja, la dedicación que tiene día a día, lo profesional que es… Me viene muy bien tenerlo al lado y nos complementamos mucho. En el campo es muy poderoso en las disputas, en el juego aéreo, en los choques…

P.- Lluís también es buen compañero…
R.- Los dos son parejas increíbles. Me gusta muchísimo jugar con ellos, porque cada uno tiene sus virtudes. Lluís también es muy buen central. Es más como yo, de salida el balón, sacar la línea… También me complemento muy bien con él.

P.- ¿Dónde está el techo de Alejandro Francés?
R.- Lo más importante es centrarme en esta temporada, en acabar lo mejor posible y en ganar. Ahora tenemos un partido muy importante contra el Alavés. En función de que ganemos, perdamos o empatemos podremos mirar hacia dónde queremos llegar o hacia dónde podemos. Solo me planteo ir a ganar el sábado, y cuando acabe la temporada, haremos una reflexión y veremos.

P.- ¿Qué ha pasado este año, igual que el pasado, que se aspira a un playoff que no llega?
R.- La verdad es que no lo sé. Ponemos la máxima ilusión, el máximo trabajo, el máximo sacrificio… y es verdad que hay veces que los resultados no acompañan por unas circunstancias o por otras. Ahora hemos tenido también la mala suerte de que se está lesionando muchísima gente de arriba.

P.- Tiene que ser duro…
R.- Son circunstancias. Nosotros no vamos a dejar de creer ni de luchar, pero es verdad que eso también nos afecta mentalmente. Teníamos muchas soluciones arriba y ahora tenemos muy pocas. Hay que sobreponerse otra vez y seguir para adelante.

P.- Sobre esa zona alta: ¿Hay tiempo o ya se verá con el tiempo?
R.- Ahora vienen partidos difíciles. El Alavés está en lo alto; esos partidos, si quieres estar arriba, son los que tienes que ganar. Depende de lo que pase el sábado nos pondremos a mirar arriba o tendremos que mirar otra vez para abajo.

P.- Partido difícil: son seis de distancia con el descenso, si ganas te pones otra vez en zona tranquila; si no, ves el descenso de cerca…
R.- Sabemos lo que es la Segunda División. Si ganas dos partidos, te pones arriba; si pierdes dos, te metes abajo. Tienes que tener mucha regularidad para estar en una zona tranquila.

P.- ¿Qué análisis puede hacerse de este duelo?
R.- Lo veo el partido más importante de la temporada. Si ganamos a un rival como el Alavés, que viene muy enchufado, nos daría mucho. Además, poder hacerlo en casa y regalarle una victoria a nuestra afición, nos tiene quedar un plus para luego ir a Málaga y afrontar tres victorias seguidas. Sería importantísimo, daríamos un golpe encima de la mesa y escalaríamos muchas posiciones.

P.- ¿Cuál es el ambiente en el vestuario?
R.- Es un grupo en el que estamos muy unidos. En el Real Zaragoza, desde que he estado, siempre ha habido una muy buena predisposición. Veo al equipo muy bien, muy mentalizado. Con Escribá hemos dado ese cambio de mentalidad. Somos una piña, una familia. Estamos yendo todos a una y eso en el campo se ve, nunca dejamos de creer, peleamos siempre hasta el 96, hasta que el árbitro no pita el final. Esa competitividad dentro del vestuario nos está llevando a ganar partidos.

P.- ¿Se atreve con un pronóstico para esta temporada?
R.- Nos encontramos en una zona en la que ni estamos bien ni estamos mal, es una temporada normalita y aún quedan muchos partidos. Aún puede ser una buena si afrontamos estos partidos y hacemos una segunda vuelta con victorias. Si empezamos a perder, que ojalá que no, estaremos otra vez luchando por no descender. Quedan muchos partidos y tenemos que tener la mentalidad de ir hacia adelante y, sobre todo, no mirar atrás.

P.- Aunque nos centremos en esta, es inevitable preguntarse qué va a ser del futuro de Alejandro Francés…
R.- No lo puedo decir porque no lo sé. Tengo contrato con el Real Zaragoza hasta 2025. Estoy muy tranquilo porque puedo estar aquí muchos años. Si me proponen otra cosa o hay una oferta mucho mejor y mis padres, mi familia y yo lo vemos con buenos ojos, ya se verá. Pero de momento, hasta 2025 puedo estar en el Real Zaragoza, que es mi casa, y con el que quiero ascender a Primera División.

P.- Finalicemos con un análisis de canterano, ¿cómo están los que suben ahora a entrenar?
R.- A Pau, que ha subido a entrenar ahora, no lo conocía mucho, pero lo había seguido porque lleva muchos goles en en División de Honor Juvenil. Me parece muy bueno y puede tener mucho futuro. Te ves reflejado en ellos. Cuando entran al primer equipo con 17 o 18 años y ves la ilusión, las ganas que tienen, cómo luchan y cómo entrenan, me enorgullece. La cantera del Real Zaragoza tiene que seguir así, tiene que subir chavales jóvenes que nos den esa ayuda que necesitamos si hay lesiones y problemas. Los veo muy capacitados para estar de aquí a uno o dos años en el primer equipo.