Una semana que duró meses: la política aragonesa se recompone tras el adelanto electoral

El adelanto de las generales ha precipitado la desaparición de Ciudadanos y las negociaciones en Sumar
photo_camera El adelanto de las generales ha precipitado la desaparición de Ciudadanos y las negociaciones en Sumar

Teniendo en cuenta que la fiesta del 28M se alargó hasta bien entrada la madrugada del lunes, no es una locura imaginarse a algún político aragonés con el café y la tostada durante el anuncio del adelanto de las generales. Nadie se lo esperaba. Ni los ganadores, ni los que pueden perder el Gobierno, ni los que salvaron los muebles, ni los que ahora quieren sumar o los que ya se han retirado de la carrera al Congreso y el Senado.

En cada partido, la llamada a las urnas del 23J ha sentado de una manera. El Partido Popular, por lo pronto, no pudo celebrar, más allá de la fiesta en el Petronila del domingo, su victoria en las urnas y la posibilidad de que Azcón y Chueca sean presidente y alcaldesa de Zaragoza pactando con Vox. De hecho, él mismo ha insistido en gobernar en solitario y ha instado al resto de grupos, sobre todo al PSOE, a abstenerse. No en vano, la foto de un hipotético pacto con los de Alejandro Nolasco puede servir de reclamo electoral a los socialistas.

La otra noticia es que Lambán se queda. Al menos, es su intención hasta 2025, cuando se elegirá al próximo secretario general en la Comunidad, enfriando así sus declaraciones del domingo, que sonaron a despedida. También ha cambiado su discurso, ya no tan derrotista como después de conocer los resultados, llegando a proponer una mayoría alternativa al PP si dejan a Vox fuera de la ecuación. Por su parte, estos últimos han guardado silencio, aunque saben que son la llave y ya dejaron claro en la campaña que quieren entrar en las instituciones.

MAYORÍAS ALTERNATIVAS Y SUMAR EN TIEMPO RÉCORD

Si el PSOE quiere articular apoyos para una alternativa en las Cortes, uno de sus socios puede ser Aragón Existe. Si bien a nivel autonómico sus tres diputados, como reconocen, no les hacen decisivos, sí están inmersos en negociaciones alrededor de la Diputación de Teruel, igual que el PAR. Respecto a las generales, lo que sí confirman fuentes de la formación es que las dos marcas de Existe, Aragón y Teruel, irán juntas a los próximos comicios, presentando candidaturas en las tres provincias. Desde esa coalición aragonesa, está previsto que se integren en España Vaciada.

Es casi imposible, por tanto, que vayan de la mano de PAR y CHA, en el frente aragonesista que lanzó al aire Sánchez-Garnica sin respuesta. Porque Chunta también tiene otros asuntos que atender, con nombre y apellido: Yolanda Díaz. Su concurrencia en Sumar depende de las negociaciones del Pacto del Turia en Madrid con la ministra de Trabajo. Mientras ese conjunto de partidos que quiere agrupar Díaz intentan ponerse de acuerdo, ellos esperan, si bien han dejado clara su voluntad de ir juntos a las generales.

Es la misma postura que Izquierda Unida, que ya ha confirmado su integración en Sumar a nivel nacional. Su diputado electo a las Cortes, Álvaro Sanz, tardó pocos minutos en pedir una candidatura de unidad, mientras Podemos callaba y apelaba a la autocrítica. Las generales anticipadas han impedido, quizás, que se tomen decisiones en los morados como el futuro de sus líderes, ya que la Asamblea Ciudadana, el máximo órgano, se ha pospuesto para después del 23J. En cualquier caso, para CHA, Podemos e IU, y para sus electores, ya hay una fecha clave: 9 de julio, último día para registrar las coaliciones ante el Ministerio del Interior.

EL ADIÓS DE CIUDADANOS

Si los de Maru Díaz siguen con el susto en el cuerpo, tras desaparecer del Ayuntamiento de Zaragoza y perder el grupo parlamentario propio en la Aljafería; Ciudadanos directamente no se presentará a las generales. De nuevo, una noticia precipitada por el adelanto de Sánchez y que ha conllevado el retiro de la política de la que fuera su líder, Inés Arrimadas, además de mensajes que suenan a despedida en Aragón por parte de Carlos Ortas, Daniel Pérez Calvo o Jara Bernués.

En la Ejecutiva nacional del PP del martes, Alberto Núñez Feijóo valoró positivamente que su desaparición pueda concentrar en los populares el voto del centro-derecha. No en vano, ahí han ido a parar gran parte de las papeletas de Ciudadanos, perdiendo más de 100.000 apoyos respecto a 2019, como también ha ocurrido con el PAR. Salvo sorpresa, esta tendencia apunta a repetirse en julio. También es cierto que, salvo sorpresa, hasta hace siete días las elecciones generales iban a ser en diciembre.