El PAR pide que los ayuntamientos puedan utilizar sus remanentes para favorecer el empleo y la inversión

El Partido Aragonés (PAR) ha presentado una iniciativa para modificar la regla de gasto de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que obliga a los ayuntamientos a utilizar los remanentes para el pago de la deuda. Elena Allué aclara que "no se busca disparar el endeudamiento", sino destinar los recursos sobrantes al empleo y la inversión.

Zaragoza.- El Partido Aragonés (PAR) ha solicitado la modificación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, aprobada en 2012 por el Gobierno central del PP, para que los ayuntamientos no estén sujetos al techo de gasto que les obliga a utilizar los remanentes presupuestarios para el pago de la deuda, y puedan destinarlos al fomento del empleo y la inversión municipal. 

En rueda de prensa, la portavoz de Hacienda del PAR en las Cortes, Elena Allué, ha asegurado que "hay muchos municipios pequeños e intermedios que han pagado en plazo, no tienen problemas para solventar los pagos corrientes, y lo único que piden es que, después de haberse apretado tanto el cinturón, se les deje utilizar esos remanentes para seguir generando empleo y riqueza". 

Así, la Proposición No de Ley del PAR insta al Gobierno de Aragón a que se dirija al Ejecutivo central, presidido por Mariano Rajoy (PP), para que introduzca en la Ley de Estabilidad Presupuestaria las "condiciones necesarias" que deben cumplir las corporaciones locales en cuanto a solvencia económica para que "no se les aplique la regla que determina el techo de gasto". 

En este sentido, Allué ha precisado que la mayoría de los ayuntamientos de los 731 municipios de la Comunidad, a excepción de los grandes consistorios, han cumplido con "la estabilidad presupuestaria, los periodos medios de pago a proveedores, los pagos corrientes en luz y agua, y la amortización de la deuda". 

No obstante, la portavoz del PAR en materia de Hacienda ha aclarado que no se está hablando de "disparar el endeudamiento" de los ayuntamientos, sino de que "no se les obligue a utilizar los remanentes" para el pago de la deuda. "Es como si una familia que, después de la crisis económica, ha tenido una mejora económica y cumple con todos sus pagos, no pudiera utilizar el dinero sobrante para llevar a sus hijos al médico o comprar ropa, y tuviera que destinarlo sólo a seguir pagando la hipoteca", ha ejemplificado. 

Unanimidad entre los ayuntamientos

Esta iniciativa, ha asegurado Elena Allué, responde a una demanda que comparten "todos los ayuntamientos, independientemente del color político", y vela por tres principios de la Carta Magna en cuanto a "la autonomía local, el carácter de gobierno y la suficiencia financiera de los municipios".

Preguntada por el apoyo del Grupo Parlamentario del PP a esta medida, la portavoz del PAR en materia de Hacienda ha reiterado que la limitación presupuestaria sobre los consistorios "afecta a todos los aragoneses" y que "podría abordarla el nuevo secretario de Estado de Administraciones Territoriales", en referencia al popular oscense Roberto Bermúdez de Castro. 

Asimismo, Elena Allué ha recordado la reivindicación de los 916 concejales del PAR en los consistorios aragoneses para suprimir este techo de gasto impuesto desde el Gobierno central. "Muchos de ellos, que forman parte de los gobiernos municipales, están atados de pies y manos para poder actuar", ha transmitido.