Iceta carga en Zaragoza contra la censura de obras de teatro y películas

Miquel Iceta, ha compartido este martes un encuentro con un centenar de representantes del sector en Zaragoza, en la que ha defendido los avances del PSOE.
photo_camera Miquel Iceta, ha compartido este martes un encuentro con un centenar de representantes del sector en Zaragoza, en la que ha defendido los avances del PSOE.

“Contra la censura, contra lo políticamente correcto, y contra el dirigismo, siempre”. Con esta bandera, el ministro de Cultura, Miquel Iceta, ha compartido este martes un encuentro con un centenar de representantes del sector en Zaragoza, en la que ha defendido los avances del PSOE de Pedro Sánchez en este ámbito, tanto en presupuesto como en las ofertas de empleo público, y frente a quienes intentan “virar 30 años atrás” y “devolvernos a épocas que estaban superadas”.

Así, en un encuentro informal en el Teatro de Las Esquinas, ha defendido que la cultura debe ser “crítica” e “incómoda”, y con visiones que “no siempre son las dominantes”. “No me iba a imaginar que 40 años después tendríamos que volver a reivindicar lo que es lógico. Lo primero es fomentar la libertad. Pero tenemos una derecha que la única libertad que quiere es tomarse una cerveza, pero también escuchar una canción, ir a ver una película, una obra de teatro”, ha sostenido Iceta, a quien los invitados le han propuesto albergar en Zaragoza un museo del cine nacional.

Para ello, ha puesto en valor las inversiones y avances durante los últimos cuatro años, como el Bono Cultural Joven, que "ha venido para quedarse", y defendiendo la aprobación de un estatuto para los trabajadores del sector, conscientes de que no se le puede tratar como “cualquier otra industria” ya que “menos Shakira, el resto de la cultura no factura todo el rato”. “Si queremos seguir gozando de la cultura, se debe poder vivir dignamente de ella. Algunos ministerios han descubierto que tenemos artistas pobres, y hemos hecho que sea compatible recibir una pensión con derechos de autor. Es mucho lo que hay que cambiar”, ha asegurado, reconociendo también que se están quedando “atrás” con la danza.

Incluso, Iceta ha defendido la apuesta por el patrimonio y, en concreto, a las iglesias y sedes eclesiásticas, como la de la Mantería, cuyas obras en la cubierta, financiadas por el Ministerio, han comenzado recientemente. “Hemos dado un salto inteligente. Son obras y edificios propiedad de la iglesia, pero forman parte de una cultura común, son de todos y las debemos cuidar. El patrimonio es tremendo. Este país es un museo a cielo abierto. Encuentras una explicación de lo que fuimos y de lo que somos”, ha reivindicado.

LAS “MENTIRAS” DE FEIJÓO

No obstante, Iceta, en un encuentro que se ha prolongado durante más de una hora, ha dedicado también unos minutos a atacar al candidato popular, Alberto Núñez Feijóo, a quien acusa de practicar “de forma sistemática” las “mentiras”. “Te puedes equivocar una o dos veces, pero si te equivocas 7, es que estas desvirtuando un debate, que quieres tapar tus carencias y que no tienes otro proyecto más allá del ‘quítate tú, que me pongo yo’”, ha acusado.

Ante ello, ha defendido la necesidad de continuar cuatro años más con un presidente “peleón”, que “sabe lo que tiene que hacer para favorecer a la mayoría”, y que tenga “peso en Europa”. “No hay problema de los que nos preocupe que no necesite de un concurso internacional, y para eso necesitas, sobre todo, liderazgo, presencia, capacidad de convencer, y eso lo tiene nuestro Pedro, y queremos que siga cuatro años trabajando al servicio de todos, también de la cultura”, ha añadido.

TRES PROPUESTAS

Iceta ha estado acompañado de la ministra de Educación y candidata al Congreso por Zaragoza, Pilar Alegría, quien ha anunciado las tres propuestas del PSOE con este sector, tales como la elaboración de un Pacto de Estado por la Cultura, “ensanchar” el Estatuto del Artista para mejorar las condiciones de los trabajadores, y “mejorar las partidas presupuestarias”. “La cultura nos da la oportunidad de tener una óptica más intelectual y construir nuestras ideas. Hablar de cultura es hablar de libertad. Y hacerlo ahora recoge una especial importancia cuando en el siglo XXI vemos que estamos dando graves pasos hacia atrás”, ha expuesto.