El PP acusa a Sánchez Quero de insultar "de forma machista" a Natalia Chueca

El PP acusa a Sánchez Quero de insultar "de forma machista" a Natalia Chueca tras pedir su dimisión
PP de la DPZ
photo_camera El PP ha acusado de "sectarismo" al PSOE

Apenas 24 horas después de que el proyecto de la nueva Romareda saltase por los aires, el presidente del PP en Zaragoza, Ramón Celma, ha comparecido para valorar la situación. Y ha aprovechado, además, para anunciar que van a exigir la “vuelta al trabajo” de Sánchez Quero o su dimisión tras “insultar de forma machista” a la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca. Celma considera “sectario” el comportamiento del secretario general del PSOE en Zaragoza, igual que el de todo el partido.

Para el líder del PP en Zaragoza es de mucha gravedad el fin de un proyecto importante “para la ciudad de Zaragoza y el conjunto de la provincia”. “El PSOE se ha dedicado a impedir que salga adelante por el único motivo de que no son ellos quienes están al frente”, ha incidido Celma. Además, ha afirmado que los políticos son “servidores públicos al servicio de los ciudadanos”. Por tanto, “no es presentable el sectarismo de acabar con la ilusión de tantos zaragozanos de tener el estadio que se merecen y la posibilidad de ser sede del Mundial”.

Todo esto “mientras el señor Sánchez Quero está desaparecido de su puesto de trabajo y se dedica insultar de manera machista a la alcaldesa de Zaragoza”. “Parece que le molesta que haya mujeres al frente las instituciones”, ha declarado Celma. De esta forma, se exigimos que el secretario general del PSOE en Aragón “vuelva a su puesto de trabajo y se ponga a trabajar de una vez por los zaragozanos”.

Celma le ha animado a dejar “su sectarismno y sus insultos a las mujeres al frente las instituciones de Zaragoza” y no impida que los zaragozanos tengan lo que merecen. Por este motivo, el PP ha presentado una moción urgente para el próximo pleno de la DPZ. Allí se quiere exigir que Sánchez Quero “vuelva al trabajo, de explicaciones y empiece a trabajar por los intereses de los zaragozanos”. Y si no es capaz, “que dimita y se vaya”.