Una fuerte tormenta colapsa de nuevo buena parte de Huesca

Una fuerte tormenta que se iniciaba sobre las 11.20 horas de la mañana ha colapsado parte de la ciudad de Huesca. Con un pico de 25 litros en diez minutos, la gran cantidad de agua caída ha inundado calles, garajes incluso centros de salud y colegios por los problemas de evacuación de estas lluvias que persisten en la capital oscense.

Huesca.- Una fuerte tormenta que se iniciaba sobre las 11.20 horas de la mañana ha colapsado parte de la ciudad de Huesca. Con un pico de 25 litros en diez minutos la gran cantidad de agua caída ha inundado calles, garajes incluso centros de salud y colegios por los problemas de evacuación de estas lluvias que persisten en la capital altoaragonesa. 

La gran cantidad de agua y el colapso de las arquetas a causa de la hojarasca no ha permitido una correcta evacuación del agua en buena parte de la ciudad. Ante esta circunstancia se han cortado varias calles para evitar el tráfico rodado hasta la total evacuación de las mismas como ha ocurrido en la rotonda de acceso a la avenida Monegros donde varios agentes de la Policía Local han canalizado el acceso a la capital. 

Los Bomberos de Huesca también han realizado varias salidas para proceder a la apertura de arquetas en zonas como la plaza Santa Clara o la rivera del Isuela. Precisamente el caudal de este río ha crecido considerablemente a su paso por la capital. 

Al respecto el alcalde de la ciudad, Luis Felipe, ha destacado que siguen existiendo deficiencias en la red de evacuación de aguas, destacando el buen funcionamiento del protocolo de actuación de Policía Local y Bomberos. “Queda mucho por hacer en la resolución de estos problemas en los puntos críticos de la ciudad”, ha expresado Felipe que además ha destacado que “con estas lluvias todo lo que se haga es insuficiente de cara a la gran cantidad de agua que ha caído”. 

Felipe también ha admitido que el Consistorio sigue en alerta con su dispositivo especial ante las previsiones de nuevas lluvias a lo largo de la semana.