Frío polar, cierzo y lluvia para recibir a los Reyes Magos en Zaragoza

Belén de la plaza del Pilar
photo_camera A la llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar, las temperaturas mínimas serán de 6 grados

Algunos no habrán pegado ojo en toda la noche esperando que llegase hoy, el día en que por fin verán a Melchor, Gaspar y Baltasar. Y es que aunque para descubrir si hay regalos bajo el árbol todavía quedan unas horas, este 5 de enero Sus Majestades de Oriente llegarán hasta la capital aragonesa. Y eso nadie puede perdérselo. Si todo va bien y las previsiones meteorológicas no dan una sorpresa de última hora, surcarán el cielo y aterrizarán en La Romareda pasadas las 16.15 horas con el helicóptero de la Policía Nacional.

El año pasado, la niebla hizo su aparición estelar e impidió la espectacular llegada y este, no está prevista aunque sí el frío, el cierzo y algo de lluvia, pues un frente polar llegará este viernes a Aragón, donde se quedará durante todo el fin de semana con la bajada de temperaturas y la alerta amarilla activada por fuertes rachas de viento.

Eso sí, las precipitaciones no empañarán la cabalgata pues, según la Aemet, solo lloverá de madrugada, a primeras horas de la mañana y hasta las 12.00. En esa franja horaria, la probabilidad oscila entre el 85% y el 75% y las lluvias podrían ir acompañadas de tormentas potencialmente fuertes.

Por la tarde tan solo hay un 5% de probabilidad de lluvia, pero las temperaturas comenzarán a descender. A las 18.00, hora de comienzo de la cabalgata de Reyes, los termómetros se situarán en los 6 grados por lo que padres y niños deberán ir bien abrigados para vencer al frío hasta la llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar. Las temperaturas mínimas serán de 6 grados, aunque la sensación térmica será menor por el cierzo que soplará a una velocidad de unos 30 kilómetros/hora.

Una vez vista la cabalgata y superadas las horas de espera, de niños a los hombros de unos padres cansados y con la emoción de haber podido ver al Rey Mago favorito si se tiene suerte muy de cerca, tocará irse a dormir temprano y ver al día siguiente si uno se ha portado tan bien como creía. El fin de semana no será demasiado apacible y no habrá mejor plan que quedarse en casa para estrenar los regalos, pues la Aemet ha activado la alerta amarilla para el sábado en diferentes puntos de Aragón por fuertes rachas de viento.

Así, el Pirineo oscense, Gúdar y Maestrazgo, Bajo Aragón de Teruel y la Ribera del Ebro de Zaragoza registrarán rachas máximas de viento de hasta 80 kilómetros por hora el sábado. Además, en el Pirineo también se ha activado la alerta por nevadas.