La crecida del Ebro será ordinaria en Zaragoza: se espera la mitad de caudal que en la riada de 2021

Se mantiene el nivel de alerta 2 durante este jueves y el viernes se volverá a reunir el Cecop para "revaluar la situación"
El pico de la crecida llegará este viernes a medio día en Zaragoza. Foto: Andrés García
photo_camera El pico de la crecida llegará este viernes a medio día en Zaragoza. Foto: Andrés García

La crecida del Ebro a su paso por Aragón es finalmente ordinaria, y no extraordinaria como apuntaban las previsiones iniciales. El caudal de media a su paso por la capital, que será este viernes, alcanzará los 1.600 metros cúbicos por segundo, lejos de la última riada que se produjo en 2021 cuando fue de 3.000 m3/s. Así lo ha confirmado el presidente de Aragón, Jorge Azcón, una vez finalizada la reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrado (Cecopi) que se ha mantenido en el Puesto de Mando Avanzado habilitado en la localidad de Luceni.

“Estamos más tranquilos, pero vamos a seguir manteniendo todas las precauciones y los servicios de la UME, los bomberos de la DPZ, Protección Civil y Guardia Civil, entre otros. Van a estar con todo lo necesario para que no se produzcan daños”, ha señalado el presidente. Por ello, siguiendo esta línea de prevención, se ha decidido mantener el nivel de emergencia 2 durante toda la jornada de este jueves y para el viernes, “se volverán a reunir para revaluar la situación”.

LOS DAÑOS EN LA RIBERA ALTA DEL EBRO SE LIMITAN A INFRAESTRUCTURAS

Por el momento los daños se limitan solo al corte de la A-127 y la CP-3 y a la inundación de algunas infraestructuras de recreo, parques, columpios y campos de fútbol situados junto al río por la filtración desde el freático. Los daños en zonas de cultivo tendrán que ser evaluados cuando baje el nivel de las aguas y tampoco se tiene constancia de afecciones graves en explotaciones ganaderas, algunas de las cuales ya fueron desalojadas mientras que otras se han protegido para evitar que el agua alcance a los animales.

Con estas previsiones, se descarta que el agua pueda llegar a los cascos urbanos de las localidades, ya que, como ha indicado el jefe de Seguridad y Protección Civil del Gobierno de Aragón, Jorge Crespo, “no se han visto afectadas las motas de contención”. “No ha habido que trabajar en ninguna mota, aunque están preparados efectivos de la UME con maquinaria por si fuera necesario. Solo se están realizando achiques preventivos y no ha habido que reforzar”, ha explicado.

EL PICO EN ZARAGOZA LLEGARÁ ESTE VIERNES A MEDIODÍA

El presidente Azcón ha congratulado el trabajo de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), también presente en el Cecopi, con la gestión de los embalses para aminorar el impacto de esta crecida. “Los trabajos que han realizado en Yesa ha disminuido en 500 m3/s el caudal que está llegando a Zaragoza. La gestión de los embalses ayuda a laminar las crecidas”, ha señalado.

La previsión es que esta medianoche el pico llegue a Zaragoza y que dure hasta el mediodía del viernes, que será cuando alcance el pico de 1.600 m3/s. Mientras tanto, los pueblos ribereños se mantendrán en una cifra similar a la de la capital. Para hacer frente a la crecida, el Ayuntamiento de Zaragoza ha activado este jueves la alerta amarilla que se extenderá hasta el sábado.

Por precaución, se ha aconsejado desalojar algunas urbanizaciones próximas al río en Zaragoza (Doña Sancha), Pastriz (Torre Urzáiz), El Burgo de Ebro (Los Huertos) y Villafranca de Ebro (Los Toyos) y se ha emitido avisos a la ciudadanía para evitar acercarse a la ribera así como estacionar vehículos en las proximidades o en zonas que sean susceptibles de inundación Además, se pide respetar las indicaciones de las fuerzas y cuerpos de seguridad y de Protección Civil.