De cervezas sostenibles a energía solar: los pequeños grandes pasos de Ambar por el medio ambiente

Es el Día Mundial del Medio Ambiente y la aragonesa Cervezas Ambar reúne sus propuestas cerveceras más sostenibles
botellaambar
photo_camera En 2022, Ambar lanzó al mercado una botella fabricada en un 85,5% con vidrio reciclado

Es el Día Mundial del Medio Ambiente y la aragonesa Cervezas Ambar reúne sus propuestas cerveceras más sostenibles, así como otras iniciativas respetuosas con el entorno. La iniciativa, inconformismo y espíritu emprendedor que caracteriza a Ambar les impulsa constantemente a mejorar y seguir trabajando en materia medioambiental, siempre dispuestos a los cambios que permitan convertir la tendencia en innovación.

Ya en junio de 2022, Ambar lanzó al mercado una botella fabricada en un 85,5% con vidrio reciclado y aligerada en su peso. Con esta nueva botella “no retornable”, se consigue un importante ahorro en consumo energético y emisiones. Además del aprovechamiento del vidrio reciclado para fabricarla, su nuevo diseño permite reducir el consumo de papel en las etiquetas y collarín, que se traduce en un ahorro de 1.138,5 toneladas de papel al año, que, a su vez, procede de bosques gestionados de forma responsable (FSC).

AMBAR TRIPLE ZERO Y AMBAR ESPECIAL: SOSTENIBILIDAD EN CADA SORBO

Además, hace dos años, la cervecera lanzó “Ambar Triple Zero”, la “primera cerveza consciente porque incluye todo de lo que nos sentimos orgullosos”, ha destacado el director de Comunicación, Institucional y ESG de Ambar, Enrique Torguet. Se trata de una cerveza cero alcohol, pero con todo el sabor de una gran cerveza, y, gracias a la investigación y a las técnicas utilizadas en su elaboración, cero azúcar y la primera cero emisiones de carbono en su elaboración, compensando completamente aquellas otras que no se pueden evitar.

triplecero
 “Ambar Triple Zero” es la primera cerveza cero emisiones de carbono en su elaboración

Otro hito fruto de esa inquietud a la hora de elaborar sus cervezas es “Ambar Especial”, la única con lúpulo recién molido. Para su elaboración, la cervecera aragonesa ha diseñado un molino cónico, específicamente pensado para desmenuzar las flores de lúpulo. Las flores llegan a la fábrica de Ambar, en Zaragoza, a orillas del Ebro, directamente de los cultivadores y no se someten a procesos industriales, lo que también simplifica la cadena logística. La elaboración con lúpulo recién molido no sólo realza el sabor y la frescura, sino que es más respetuosa con el medio ambiente.

LA PROXIMIDAD COMO ESENCIA

Para su colección de cervezas experimentales pionera en España, “Ambiciosas Ambar” rinden tributo al patrimonio material e inmaterial de Aragón, poniendo en valor el trabajo de agricultores y gentes del medio rural. Así, de la unión de las mieles de las abejas del Moncayo y los aromas de las hierbas pirenaicas surge una cerveza, “Ambar Montañesa”, totalmente inspirada en la naturaleza, en la esencia de la montaña, y que hará las delicias de los cerveceros más curiosos. Nace fruto de la curiosidad y de la creatividad del maestro cervecero de Ambar, Antonio Fumanal, y del conocimiento de los apicultores de la zona del Moncayo, de larga tradición apícola.

montanesa
“Ambar Montañesa” está totalmente inspirada en la naturaleza

Otra opción es “Ambar Azahar”, elaborada con naranjas recolectadas del jardín del Palacio de la Aljafería de Zaragoza. Con sus tonos amargos consiguió convencer al jurado, que le otorgó la medalla de oro en la categoría de cerveza experimental de los World Beer Challenge Awards.

TRES “BOSQUES AMBAR” EN ARAGÓN

Paralelamente, la compañía ha promovido diversas plantaciones de árboles en distintos puntos del territorio aragonés. El municipio oscense de Vicién cuenta desde abril de este año con 2.560 árboles más en un espacio de diez hectáreas rehabilitadas en una localidad que forma parte de las rutas recuperadas por el Gobierno de Aragón para recordar los escenarios históricos de la Guerra Civil. Por tanto, será una zona verde pública que se verá a muchos kilómetros a la redonda y desde otros pueblos.

bosques
La compañía ha promovido diversas plantaciones de árboles en distintos puntos del territorio aragonés

Este bosque se suma al de Aínsa y Peñaflor, y en palabras de Torguet, “ayudará a mitigar el cambio climático, capturando y almacenando 305 toneladas de CO2, generando biodiversidad y riqueza natural en la zona”. Entre todos alcanzan más de 5.000 árboles plantados por empleados y familiares de la cervecera aragonesa, dentro de las actividades del proyecto “Ebrovida” que Ambar está desplegando por el territorio.

Ambar ha impulsado en su trayectoria distintas actividades medioambientales. Destacan, desde 1997, las acciones en favor de especies animales amenazadas realizadas con la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, por las que recibió los premios Félix de Azara de la Diputación de Huesca en 2004 o el premio Medio Ambiente del Gobierno de Aragón en 2010. Además, fue socio fundador del primer eco-fondo en España promovido por la Fundación Ecología y Desarrollo y gestionado por Renta 4, cuyo objetivo era invertir éticamente en proyectos que favorecen una sociedad más solidaria y sostenible.

PRODUCCIÓN DE ENERGÍA SOLAR

Por otro lado, Ambar ha implementado diversos cambios en sus instalaciones para hacerlas más sostenibles, hasta el punto de que el 25% de la energía utilizada para la producción de la cerveza aragonesa Ambar es solar. De hecho, la instalación de la planta fotovoltaica en la fábrica de Ambar en La Cartuja es una de las más grandes de Aragón colocadas sobre techumbre, con una extensión de 19.500 metros cuadrados.

solar
Ambar ha implementado diversos cambios en sus instalaciones para hacerlas más sostenibles

Esta medida, además del ahorro en el consumo energético que supone para la compañía al tratarse de autoconsumo, evita la emisión de 870 toneladas de CO2 anuales a la atmósfera, el equivalente a la absorción que hacen 58500 árboles. “Es lógico que un producto natural como la cerveza utilice el sol. Estamos en el camino hacia la descarbonización máxima en nuestra elaboración”, ha apuntado Enrique Torguet.

SÓLO UN 5% DE LOS RESIDUOS GENERADOS TERMINA EN EL VERTEDERO

Otra de las apuestas de Ambar en favor del medio ambiente es el reciclaje, de forma que más del 95% de los residuos generados en la fabricación de la cerveza Ambar tienen una nueva oportunidad para ser utilizados. Gracias a esto, la cervecera ha conseguido el sello “De residuos a recursos: zero a vertedero” que avala la certificadora internacional alemana TÜV SÜD. Este certificado sólo lo tienen 25 empresas de España y Portugal, siendo un gran avance en la circularidad.

Además, desde Ambar se promueve desde hace tiempo la circularidad de los subproductos resultantes de la elaboración de sus cervezas, como el dióxido de carbónico de la fermentación, o el bagazo y la levadura, que son utilizados para la alimentación humana y animal.