La residencia de salud mental para jóvenes tiene "casi cerrada" su ubicación y abrirá este primer semestre

En los últimos meses, Sanidad ha reformado estancias como la planta de psiquiatría del Royo Villanova
photo_camera En los últimos meses, Sanidad ha reformado estancias como la planta de psiquiatría del Royo Villanova

Sanidad avanza hacia la apertura de la residencia de salud mental infantojuvenil, un proyecto retomado con el Plan de Salud Mental de Aragón 2022-2025 y cuyos primeros detalles se anunciaron el año pasado. Con la previsión inicial de abrir a comienzos de 2023, truncada al no llegar a un acuerdo para su ubicación, el departamento prevé ahora que eche a andar a lo largo del primer semestre y tiene “casi cerrado” su emplazamiento, que inicialmente iba a ser Huesca.

No obstante, el director general de Asistencia Sanitaria, José María Abad, se ha mostrado prudente respecto a ese “casi”. “Preferimos no avanzar datos”, ha señalado, a falta de firmar los correspondientes contratos.

Abad también ha reconocido que estos meses tuvieron lugar conversaciones para una primera sede, que como confirmó el Obispado de Huesca a Aragón Press se trataba de la residencia sacerdotal de la plaza de la Catedral.

Tras explorar distintas opciones, como la compra, cesión o alquiler del edificio, y llegando a estar muy cerca del acuerdo las negociaciones no cristalizaron, lo que obligó a la DGA a continuar la búsqueda. A falta de concretar la localización, ya se conoce su asignación presupuestaria, que como confirmó la consejera, Sira Repollés, rondará los 1,5 millones de euros.