La reapertura de la línea Canfranc-Pau no llegaría hasta 2028 mientras Francia sigue con estudios

Entre Plasencia del Monte y Ayerbe, Adif ha renovado 20,7 kilómetros de vía en la que se ha mejorado el trazado con la introducción de curvas de transición
photo_camera Entre Plasencia del Monte y Ayerbe, Adif ha renovado 20,7 kilómetros de vía en la que se ha mejorado el trazado con la introducción de curvas de transición

La reapertura de la conexión internacional Canfranc-Pau no llegaría, como pronto, hasta 2028, ya que Francia continúa con los estudios para acondicionar el tramo de 30 kilómetros pendientes hasta Bedous. El país galo, según el presidente de la región de Nueva Aquitania, Alain Rousset, iniciará la declaración de utilidad pública en 2024 para intentar convencer a su Ministerio de Transportes de iniciar las obras en 2026, con lo que la apertura de la línea no se produciría hasta dos años después, pese a que el Ejecutivo aragonés tenía la intención inicial de que se abriera en 2025.

Así se ha expuesto durante una visita a las actuaciones de Adif en los tramos entre Huesca y Canfranc, donde se ha puesto de manifiesto que los trabajos en el lado aragonés sí siguen su curso, finalizando en 2024. En total, Adif está movilizando una inversión de 144,2 millones de euros en esta actuación, que incluye cuatro proyectos para mejorar la infraestructura y renovar la vía, así como la instalación de enclavamientos electrónicos, bloqueos automáticos y la tecnología GSM-R.

Estas actuaciones van dirigidas a modernizar el armamento de vía y el trazado, mejorando los radios de curva para alcanzar una velocidad sostenida, atendiendo a la orografía de la línea, que discurre por una zona montañosa y con gran cantidad de túneles y puentes metálicos. Asimismo, propiciará una mayor regularidad de las circulaciones y se dotará de mayor fiabilidad, disponibilidad y eficiencia a la nueva superestructura, optimizando su mantenimiento. En estos momentos, Adif está trabajando en la mejora integral del tramo Plasencia del Monte-Ayerbe que, con una inversión de 20,7 millones de euros, constituye la primera fase del Plan de mejora y adaptación al tráfico internacional de la línea Huesca-Canfranc.

Las actuaciones que se desarrollan bajo este plan posibilitarán la reapertura de la línea Zaragoza-Canfranc-Pau, garantizando su interoperabilidad, e incluyen la mejora integral de otros dos tramos: Jaca-Canfranc, con una inversión de 41,3 millones y Ayerbe-Caldearenas, a la que se destinarán 53,8 millones. La cuarta actuación consistirá en la implantación del BLAU y del GSM-R, por 28,4 millones de euros.

Por su parte, el Ministerio de Transportes ha iniciado en febrero la información pública del estudio para conectar esta línea con la plataforma logística Plaza. Desarrolla la conexión para las mercancías en ancho estándar, con actuaciones desde el ramal del nudo de Miraflores, que enlaza con la línea ferroviaria Zaragoza-Huesca, hasta Plaza. Con ello se completa todo el itinerario en ancho estándar desde la frontera francesa.

ASPIRACIÓN ARAGONESISTA

Para el Presidente de Aragón, Javier Lambán, la reapertura del Canfranc es una aspiración plenamente aragonesista que reafirma “lo que quieren ser los aragoneses”. Tras recordar que se trabaja en renovar el sueño de Juan Bruil de impulsar este proyecto, el líder del Ejecutivo comparte que la reapertura de la línea sirve para mejorar las comunicaciones transfronterizas entre España y la Unión Europea y sirve al propósito de convertir a Aragón en una plataforma logística terrestre líder en Europa.

Además, cree que el Pirineo va teniendo muchas palancas y posibilidades de futuro y apuesta por sumar todas las sinergias con el presidente de la Región de la nueva Aquitania, Alain Rousset, gran impulsor del proyecto en la parte francesa. En este sentido, se ha propuesto ampliar la colaboración con el sur de Francia en materia de hidrógeno a través de la montaña, incluso antes de que se desarrolle el proyecto de la línea marítima en la que trabajan los presidentes Sánchez y Macron.

ACTUACIONES ENTRE PLASENCIA DEL MONTE Y AYERBE

Entre Plasencia del Monte y Ayerbe, Adif ha renovado 20,7 kilómetros de vía en la que se ha mejorado el trazado con la introducción de curvas de transición, considerando su tráfico mixto. Además, en la estación de Ayerbe se han renovado los desvíos. También se está actuando en la modernización de la infraestructura de drenaje, en terraplenes y en la protección de trincheras del trayecto. Además, se van a adaptar los andenes de las estaciones de Ayerbe y Plasencia del Monte, se ha renovado el pavimento de los pasos a nivel y se está incrementando la protección de pasos superiores.

INTERVENCIONES ENTRE AYERBE Y CALDEARENAS

En el siguiente tramo, entre Ayerbe y Caldearenas, de 37 kilómetros, se va a abordar la renovación de la superestructura. Además, se van a sustituir los desvíos de la estación de Santa María y la Peña y se va a ejecutar una vía de apartado para composiciones de 750 metros de longitud. Para avanzar en el desarrollo de estas obras, Adif ha adjudicado el suministro de carril a Arcelormittal por más de 6,2 millones de euros.

Asimismo, se acometerán mejoras en terraplenes y taludes de desmontes, la red de drenaje longitudinal y transversal, así como trabajos de mantenimiento y reparación en los 9 túneles del tramo, con un rebaje de su rasante hasta alcanzar unas dimensiones interoperables. Además, se adaptarán los andenes de los apeaderos de Riglos-Concilio, Riglos, Anzánigo y los de la estación de Santa María y la Peña, y se instalará pantalla antivandálica en sus 9 pasos superiores.

ACTUACIONES ENTRE JACA Y CANFRANC

Completar la mejora de la infraestructura y vía de toda la línea, conllevará también la renovación de la superestructura entre Jaca y Canfranc, de 24,1 kilómetros, y la sustitución de los aparatos de vía de la estación de Jaca. Está prevista la ejecución de estas obras durante 2023 y 2024. Asimismo, se ejecutarán actuaciones de protección de taludes y se adecuará el drenaje longitudinal y transversal. Además, se realizarán trabajos de mantenimiento y reparación de los 19 túneles del tramo, considerándose su rebaje hasta alcanzar dimensiones interoperables. Otras acciones consistirán en la ampliación y adaptación de los andenes de la estación de Jaca y la adecuación de los andenes de los apeaderos de Castiello Pueblo, Castiello estación y Villanúa-Letranz. También se protegerá con pantalla antivandálica los cuatro pasos superiores del tramo.

INSTALACIÓN BLAU Y GSM-R

La última fase acometerá una renovación integral de las instalaciones de señalización y telecomunicaciones del trayecto Ayerbe-Canfranc: se instalarán enclavamientos electrónicos en las estaciones; accionamientos eléctricos en los motores de aguja y contadores de ejes de última tecnología; se sustituirán las señales luminosas por modulares tipo LED y se implantará el GSM-R. Además, se integrará el telemando de los nuevos enclavamientos y bloqueos electrónicos en el Control de Tráfico Centralizado (CTC). Asimismo, se ejecutarán nuevos edificios técnicos y canalizaciones y canaletas en las que se va a tender cableado nuevo de señalización y telecomunicaciones.