Astún y Candanchú también retrasan la apertura y el Pirineo se queda sin esquí este puente

Las dos estaciones achacan esta decisión a la falta de nieve. Foto de archivo
photo_camera Las dos estaciones achacan esta decisión a la falta de nieve. Foto de archivo

Las estaciones de Astún y Candanchú han tomado la decisión de retrasar la apertura de la temporada de esquí por falta de nieve. Se suman así a la medida anunciada este lunes por el grupo Aramón, que únicamente pondrá en funcionamiento las pistas de Valdelinares, en Teruel, de forma que el Pirineo aragonés no tendrá actividad durante este puente de diciembre, fecha tradicional de comienzo de la temporada antes de la Navidad.

Ambas estaciones, en un comunicado conjunto, achacan esta decisión a la falta de nieve. “Las nevadas de las últimas horas no han sido suficientes para tener unos espesores óptimos de cara al arranque de temporada”, han señalado, destacando el “continuo trabajo” que se ha realizado en las pistas.

Tras ello, desde las dos estaciones “se va a seguir trabajando” para poder arrancar la temporada “lo antes posible”. “Se espera que las previsiones meteorológicas de este fin de semana sean más favorables para poder confirmar esta fecha en la mayor brevedad”, han añadido.

Aunque las nevadas se han intensificado en los últimos días en el Pirineo, incluso con avisos en ciertos puntos de la cordillera, la previsión de la Aemet apunta a precipitaciones débiles de cara al puente. Así, la cota rondará entre los 1.100 y 1.300 metros este martes 5, 1.300 el miércoles, Día de la Constitución y festivo, y de los 1.300 al principio de la jornada del jueves hasta los 2.400 a 2.600 durante la jornada.

Desde Madrid, Aramón dejó claras sus previsiones optimistas para los próximos meses, acompañadas del esfuerzo inversor del Gobierno de Aragón para 2024, siendo esta la primera temporada de esquí donde entrará en juego el conocido como Plan Pirineos, por el que se contempla destinar en torno a 25 en esta anualidad. Más a futuro, ocurre lo propio con el telecabina entre Benasque y Cerler o la unión Astún-Candanchú con fondos europeos.