Aragón insta a los gobiernos español y francés a reabrir el Canfranc antes de 2030

El director general de transportes pide avanzar en los 33 kilómetros restantes del lado francés
Tramo de Canfranc Estación en dirección Francia, que permanece cerrado
photo_camera Tramo de Canfranc Estación en dirección Francia, que permanece cerrado

El director general de Transportes del Gobierno de Aragón, Miguel Ángel Anía, ha vuelto a exigir este sábado la reapertura de la línea del Canfranc hasta la localidad francesa de Pau, una reivindicación histórica desde 1970. Y lo ha hecho en el marco de las VIII Jornadas del Canfranero, donde ha pedido que esa reapertura sea una realidad cuanto antes: “Nos encontramos ante una oportunidad increíble, del lado español se están realizando todas las actuaciones necesarias para la mejora de la infraestructura y la renovación de la vía, así como en la implantación de sistemas de telecomunicación y señalización que permitan que la línea sea totalmente interoperable en condiciones de seguridad”.

Anía ha reconocido los trabajos en pro de la recuperación de la línea en el lado español, pero ha pedido que todas las actuaciones que se realicen permitan la explotación de la línea como autopista ferroviaria y hagan posible la conexión en ancho ibérico con Zaragoza. Del lado francés, ha insistido en la necesidad de implicar al Gobierno en la recuperación del tramo Canfranc-Pau, los 33,2 kilómetros restantes entre Bedous y la estación pirenaica.

Si bien a nivel regional, tanto la DGA como la Region Nouvelle Aquitaine trabajan conjuntamente para que la reapertura de la línea sea una realidad, se echa en falta mayor complicidad e implicación a nivel estatal se considera necesario que desde el Gobierno español se presione al Estado francés y se establezcan contactos al más alto nivel para no perjudicar los importantes avances a este lado de los Pirineos. “Para la Unión Europea, el proyecto es prioritario, prueba de ello es que se lleva recibiendo financiación a través del Mecanismo Conectar Europa y de los Fondos Next Generation”, ha recalcado Anía. Desde Canfranc Estación, el director general ha recordado que desde el Gobierno autonómico “hay una apuesta clara por una visión de los Pirineos como un ente unido, tanto a nivel económico como a nivel turístico, y el Canfranc permitirá dinamizar los valles del Aspe y del Aragón”.

LA TRAVESÍA CENTRAL DEL PIRINEO

Miguel Ángel Anía ha expuesto también los argumentos para apostar por la Travesía Central Pirenaica (TCP) ya que la línea de Canfranc “no deja de ser una línea de alta montaña con muchas limitaciones para tráficos de alta intensidad, porque tiene pendientes muy pronunciadas y tramos helicoidales, que en el lado francés se producen dentro de la montaña y esto limita transportar mercancías de gran capacidad a velocidades competitivas”. Por eso ha resaltado la necesidad de que la TCP vuelva a estar en el debate central, no solo por interés de la Comunidad, sino también por interés de España, Portugal y la UE de cara a fomentar los tráficos con el continente africano.

“La apuesta firme de Aragón por ser un territorio especializado en logística y un nodo intermodal de concentración y transporte de mercancías requiere de importantes infraestructuras que posibiliten los intercambios y las actividades asociados al transporte en condiciones óptimas”, ha concluido.