Varios casos de botulismo vinculados con una tortilla de patata envasada a la venta en diferentes supermercados

tortilla de patatas
photo_camera El Sistema de Alertas de Salud Pública ha notificado cuatro casos confirmados de botulismo y dos probables con un “vínculo común” de consumo “en los días previos” de la misma tortilla de patata envasada

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), adscrita al Ministerio de Consumo, ha advertido de varios casos de botulismo en tortilla de patata envasada y a la venta en diferentes supermercados y ha explicado que se está investigando la “posibilidad” de que exista “algún producto en el mercado que no sea seguro o si existen desviaciones en los procesos de producción, distribución, almacenamiento o transporte que justifiquen la existencia de ese riesgo.

Así lo precisó en un comunicado en el que explicó que, tras la notificación al Sistema de Alertas de Salud Pública de cuatro casos confirmados de botulismo y dos probables con un “vínculo común” de consumo “en los días previos” de tortilla de patata envasada adquirida en “diferentes supermercados”, se están realizando las “oportunas investigaciones de seguridad alimentaria”.

Los casos se produjeron en “varias” comunidades autónomas y ya se ha informado a los servicios de salud pública de las comunidades y ciudades autónomas a través de la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta, para “reforzar la detección precoz en caso de aparición de nuevos casos con sospecha de botulismo si llegaran a producirse”.

Por su parte, la Aesan ha trasladado “toda la información disponible” a los puntos de contacto de las comunidades autónomas, para que realicen las investigaciones “pertinentes” en relación con los productos que “pudieron ser consumidos por alguno de los casos”.

A este respecto, ha puntualizado que, al menos en tres de los casos confirmados y en uno de los probables la empresa que elabora las tortillas “es la misma”. “Hasta la fecha no se ha podido establecer una evidencia, ni en los productos ni en los procesos, que relacionen causa efecto”, ha abundado, si bien ha agregado que “continúan” las investigaciones “con la colaboración de la empresa de producción”.

“Se están realizando investigaciones en relación con la posibilidad de que exista algún producto en el mercado que no sea seguro o si existen desviaciones en los procesos de producción, distribución, almacenamiento o transporte que justifiquen la existencia de ese riesgo”, ha insistido, para subrayar que la cadena Ahorramas, aplicando el principio de “precaución” y “ante la falta de certidumbres”, ha decidido retirar de la venta los productos a los que “han apuntado las encuestas epidemiológicas, en espera de que las investigaciones avancen”.

Con todo, la Aesan ha recordado a los consumidores “la importancia, mayor en esta época del año por el calor”, de conservar los productos alimenticios “a las temperaturas de conservación indicadas en el etiquetado” y de seguir las instrucciones de uso indicadas por los fabricantes, ya que, ha dicho, “garantizan la seguridad de los productos para los que se establece una fecha de caducidad”.

“El caso de las tortillas de patata envasadas es especialmente importante, ya que puede tenerse la falsa sensación de que son como las conservas, que tienen estabilidad térmica, y mantenerlas sin refrigeración a la temperatura ambiente actual puede derivar en problemas de salud tras su consumo”, ha espetado.