Uno de cada cuatro trabajadores españoles quiere dejar su empresa actual

Una gran parte de ellos planea quedarse si tiene acceso a oportunidades de formación y progresión profesional
photo_camera Una gran parte de ellos planea quedarse si tiene acceso a oportunidades de formación y progresión profesional

El 73% de los trabajadores españoles quiere continuar en su empresa actual, mientras que el 24% quiere dejarla. Entre estos últimos, la principal razón para querer cambiar de compañía es un percibir un salario mejor (24%), tener su propio negocio (22%), progresar en su carrera (20%), porque su empleo no les satisface (18%) y sufrir el síndrome del trabajador quemado (18%).

Estos son algunos de los datos recogidos en la segunda parte de la cuarta edición de ‘Global Workforce of the Future 2023’, un estudio que se centra en las perspectivas de los trabajadores a medio y largo plazo, para que las empresas puedan prepararse y acompañar a sus equipos en ese avance.

De entre los trabajadores que quieren seguir en su empresa, una gran parte de ellos planea quedarse si tiene acceso a oportunidades de formación y progresión profesional. Así, el 21% de ellos quiere progresar en su actual organización y al 15% le gustaría mejorar sus cualificaciones para un nuevo trabajo dentro de su compañía.

Asimismo, el 52% de los encuestados en España asegura que su empleador invierte eficazmente en el desarrollo de sus competencias y el 60% tiene intención de asumir un mayor control sobre el desarrollo de sus habilidades.

En cambio, hay un 24% de trabajadores que reconoce tener intención de dejar su empresa actual en el próximo año. Sin embargo, esa intención se reduce un punto con respecto al año anterior. El restante 3% no sabe qué opción escoger.

BURNOUT

En cuanto a los salarios, el estudio resalta que el 63% de los empleados en España cree que su empresa le ofrece una remuneración justa. Eso sí, el 70% de los empleados españoles han sufrido ‘burnout’ (síndrome del empleado quemado) y el 53% teme sufrirlo en el futuro.

Además, aunque los niveles de ‘burnout’ son elevados entre todos los países participantes, España es el sexto con mayores síntomas de agotamiento en el trabajo, según los encuestados.

Un 47% de los encuestados afirma haber sufrido burnout por trabajar demasiado. Otras de las causas del síndrome del trabajador quemado son haber asumido más responsabilidades después de despidos o de la marcha de personas de la organización (44%) o la falta de apoyo de los líderes de la empresa (también 44%).

Por último, una de las formas más sencillas de protegerse contra el ‘burnout’ es tomarse un descanso con cierta regularidad. En una era en la que se presupone que las organizaciones deben fomentar el bienestar de los trabajadores, solo el 58% de los españoles ha tomado todas sus vacaciones asignadas y el 79% dice no sentirse apoyado por su empresa a la hora de cogerlas.