Miles de opositores se examinarán este fin de semana para 27.500 plazas de funcionarios del Estado

Imagen de archivo de unos opositores en Zaragoza
photo_camera Imagen de archivo de unos opositores en Zaragoza

Mañana sábado y el domingo se celebrarán los exámenes para 27.509 plazas de funcionarios del Estado, correspondientes a las ofertas de empleo público (OEP) de 2020, 2021 y 2022.

Del total de plazas, 13.157 corresponden al Cuerpo General Administrativo, 6.474 al Cuerpo de Gestión de la Administración Civil del Estado y 4.086 al Cuerpo General Auxiliar.

La convocatoria, publicada en el BOE el pasado enero, engloba 2.352 puestos para el Cuerpo de Técnicos Auxiliares de Informática de la Administración General del Estado y otros 1.440 para el ingreso en el Cuerpo de Gestión de Sistemas e Informática de la Administración. Del total, 2.088 colocaciones (un 7,6%) se reservan para el cupo de personas con discapacidad.

Del total de plazas, 16.088 corresponden a promoción interna, 11.417 a ingreso libre, y cuatro a estabilización.

Los exámenes se realizarán de forma simultánea en 31 dependencias de A Coruña, Álava, Alicante, Asturias, Badajoz, Barcelona, Cádiz, Córdoba, Granada, Illes Baleares, Las Palmas de Gran Canaria, Madrid, Málaga, Murcia, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Toledo, Valencia, Valladolid y Zaragoza.

DEMORA EN LA CONVOCATORIA

El sindicato de funcionarios CSIF ha informado en un comunicado “el retraso que normalmente se produce en las oposiciones, ya que desde que se aprueban por el Consejo de Ministros (ésta salió en el BOE en enero pasado) hasta que se realizan los exámenes y finalmente se incorporan los aspirantes a sus puestos, pueden pasar más de tres años”.

Pese a que el número de plazas de las que se examinarán mañana es más del doble que el de las últimas convocatorias (las de los años 2017, 2018 y 2019 englobaban 10.254 plazas) CSIF subraya “la necesidad urgente de planificar más refuerzos, teniendo en cuenta que en los últimos 13 años se han perdido más de 54.000 empleos y que en la próxima década se jubilará el 60 por ciento de la plantilla”.

“De hecho, solamente el pasado mes de agosto se perdieron más de 11.000 empleos, una cuarta parte de la oferta de empleo público de este año”, añade el sindicato.