La UE prohibirá la destrucción de ropa y calzado no vendidos

Prendas de vestir de invierno
photo_camera Se ha pactado prohibir específicamente la destrucción de prendas de vestir

El Parlamento Europeo y el Consejo de la UE han alcanzado un acuerdo provisional sobre un nuevo reglamento de diseño ecológico para productos sostenibles, con el que pretenden prohibir la destrucción de ropa y calzado que no se venda.

La Comisión Europea ha lanzado esa propuesta de reglamento en marzo de 2022 con nuevos requisitos para hacer que los productos sean más duraderos, fiables, reutilizables, actualizables, reparables, más fáciles de mantener, renovar y reciclar, y eficientes en el uso de la energía y los recursos.

Tras el acuerdo político provisional del Parlamento Europeo y el Consejo de la UE, estas instituciones comunitarias deben aprobarlo formalmente antes de que se publique en el Boletín Oficial de la Unión Europea para que entre en vigor.

Los negociadores de la Eurocámara y los Veintisiete han acordado que las empresas que destruyan bienes no vendidos tendrían que informar anualmente de las cantidades de productos descartados, así como los motivos.

Además, han pactado prohibir específicamente la destrucción de prendas de vestir, complementos de vestir y calzado no vendidos, algo que se producirá dos años después de la entrada en vigor de la ley. Las pymes y microempresas quedarán exentas de esa prohibición, mientras que las medianas empresas se beneficiarán de una exención de seis años.

En el futuro, la Comisión Europea podrá añadir categorías adicionales a la lista de productos no vendidos para los que debería introducirse una prohibición de destrucción.

Los negociadores también han acordado que la Comisión Europea debería priorizar grupos de productos en su primer plan de trabajo que se adoptará a más tardar nueve meses tras la entrada en vigor de la nueva legislación, como el hierro, el acero, el aluminio, los textiles (en particular, prendas de vestir y calzado), muebles, neumáticos, detergentes, pinturas, lubricantes y productos químicos.