La OCU denuncia el timo telefónico de la “doble llamada” en el que se hacen pasar por la propia organización

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denunció este miércoles la proliferación, en las últimas semanas, de “numerosas quejas” de consumidores que son “víctimas” del timo de la “doble llamada”, una, supuestamente, por parte de su compañía de telefonía para advertirle de una falsa subida de precios y otra, por parte de otra presunta empresa para ofrecerle una oferta “avalada” por la organización de consumidores, igualmente falsa.

Así lo advirtió la asociación en un comunicado en el que subrayó que se trata de una práctica fraudulenta que tiene como fin “cambiarles de compañía mediante el engaño” y que el intento de estafa “afecta a la mayoría de las operadoras” y la dinámica, “con distintas variaciones, suele ser la misma”.

El usuario recibe una llamada supuestamente de su operador en la que se le informa de una subida inmediata de entre 15 y 25 euros de su tarifa, facilitándole un código por si no la aceptara. Poco tiempo después, recibirá una segunda llamada de otra compañía que le ofrece una supuesta buena oferta por cambiarse de operador, pidiéndole el código y mencionando que esta compañía es la recomendada por OCU, pero todo ello es falso”, abundó la organización.

Tras explicar que “algunos” usuarios no ven reflejado en la pantalla de su móvil el número de origen de la llamada, pero en aquellos casos en los que se visualiza “tampoco es una ayuda para identificar a los responsables del engaño”, la entidad denunció la “opacidad” que, a su juicio, existe a la hora de determinar quién es responsable de un número de teléfono que se utiliza para hacer llamadas de tipo comercial.

La OCU ya ha denunciado ante la policía la utilización de su nombre para “avalar subidas o recomendar operadoras” y se ha puesto en contacto con todas las compañías para advertirles de esta práctica y de las posibles responsabilidades en las que puedan incurrir por el “engaño” que supone para los consumidores y el “perjuicio que les pueda generar”.

En este sentido, lamentó que “muchas” operadoras recurren a subcontratas para llevar a cabo las tareas de captación de nuevos clientes y trasladan a estas la responsabilidad directa por estas prácticas “engañosas”, aunque son “las directas beneficiadas”.

En caso de una subida unilateral de precios, recordó que el consumidor tiene derecho a un preaviso de 30 días y puede “acatarla”, pero, si no está de acuerdo con ella, podrá cambiar de tarifa o compañía “sin ninguna penalización, aun cuando tenga permanencia”.