Interior llama a no lanzar “bulos infundados” sobre la alerta antiterrorista

El Ministerio del Interior ha llamado este jueves a no lanzar “bulos infundados sobre supuestas amenazas” terroristas para España por la crisis en Oriente Medio, ya que los parámetros que llevan a fijar el riesgo de atentado pueden consultarse en Internet.

Fuentes de Interior han trasladado este mensaje ante las informaciones sobre si determinados lugares o personas en España pueden ser objeto de atentado como represalia a la respuesta que Israel está dando al ataque de Hamás a su territorio.

Desde el departamento de Fernando Grande-Marlaska se ha indicado que “el nivel actualizado de alerta antiterrorista en España puede consultarse en la web de este Ministerio".

En concreto, en la página de Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA) se explica que actualmente está fijado el nivel cuarto de los cinco posibles. En concreto, el nivel 1 corresponde a ‘riesgo bajo’, el 2 a ‘riesgo moderado’, el 3 a ‘riesgo medio’, el 4 a ‘riesgo alto’ y el 5 a ‘riesgo muy alto’.

“INFORME DE VALORACIÓN”

El actual nivel 4 fue fijado el 26 de junio de 2015, tras los atentados islamistas cometidos en Francia, Túnez, Kuwait y Somalia, lo que dio lugar a un “informe de valoración” que aconsejaba elevar la alerta.

Al mismo tiempo, Interior explica en su web que “cada nivel lleva aparejada la inmediata puesta en marcha de un grupo de medidas específicas adaptadas a la naturaleza de la amenaza”.

La activación de cada NAA compete al ministro del Interior, a través de la Secretaría de Estado de Seguridad, sobre la base de los informes de valoración de la amenaza y otras circunstancias asociadas a la misma que elabora un comité integrado por expertos en la lucha antiterrorista.

La activación de cada NAA depende de la valoración de la amenaza y otras circunstancias asociadas a la misma. Por un lado, “la amenaza se valorará en función de la intención, la capacidad y la probabilidad de comisión de un atentado terrorista”. Por otro, “su correlación se valorará en función de la vulnerabilidad de los potenciales objetivos de ataque y su posible impacto o repercusión”.