La inflación repunta en España al 3,3% en abril, aunque se sitúa por debajo de la media de la OCDE

La inflación general ha disminuido en 24 de los 38 países de la OCDE
inflación
photo_camera La inflación ha repuntado de nuevo en España en abril hasta el 3,3%, una décima más que en marzo

La inflación ha repuntado de nuevo en España en abril hasta el 3,3%, una décima más que en marzo. No obstante, se ha mantenido 2,4 puntos inferior a la media de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que se ha colocado en el 5,7%, una décima menos que en el mes anterior.

De este modo, y según los datos publicados este miércoles por la OCDE recogidos por Servimedia, el diferencial favorable a España se ha recortado dos décimas en abril, pasando de 2,6 puntos a 2,4, dado que el alza de precios repuntó una décima en España y se redujo una décima en la OCDE.

La inflación general ha disminuido en 24 de los 38 países de la OCDE, y las mayores caídas, de 0,5 puntos porcentuales o más, se registraron en Estonia, Reino Unido, Islandia, Luxemburgo, Austria y Eslovenia. El tercio restante de los Estados de la OCDE han registrado aumentos. La inflación general se ha situado por debajo del 2%, el objetivo que buscan los bancos centrales, en siete países de la OCDE, la misma cifra que en marzo.

La inflación interanual en el G7 ha disminuido ligeramente, hasta el 2,9% en abril, volviendo a los niveles de enero y febrero de 2024. Las mayores caídas de la inflación general se registraron en el Reino Unido, donde se ha impuesto el límite regulatorio a las facturas de energía de los hogares, y en Italia. En ambos países los precios de la energía han continuado cayendo más del 10% interanual.

Por su parte, la inflación general ha disminuido más moderadamente en Canadá y Japón y se mantuvo estable en Francia, Alemania y Estados Unidos.

En la zona del euro, la inflación interanual medida por el Índice Armonizado de Precios al Consumo (IPCA) se ha mantenido estable en el 2,4% en abril. Los aumentos de la inflación de alimentos y energía se ha visto compensada por una disminución de la inflación subyacente, que ha estado disminuyendo durante nueve meses consecutivos.

La estimación preliminar de Eurostat de mayo de 2024 ha apuntado a un aumento de la inflación interanual en la zona del euro, hasta el 2,6%, con un aumento de la inflación subyacente y una inflación energética volviéndose positiva por primera vez desde abril de 2023.

En el G20, la inflación interanual se ha mantenido estable en el 6,9% en abril. Además, el alza de precios ha aumentado en China y Argentina, mientras que ha caído en Brasil y Sudáfrica. Asimismo, se ha mantenido prácticamente estable en Arabia Saudita e Indonesia.