Los agricultores recibirán 357 millones de euros en ayudas por la sequía y la guerra

terreno desierto sequía
photo_camera Los 357,7 millones de euros para los agricultores se destinarán para mitigar la situación de los agricultores con superficies de cultivos herbáceos de secano, a los productores de la cereza del Valle del Jerte, y a los productores de determinados cultivos leñosos

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación publicó este miércoles en el BOE una orden por la que fija las condiciones de reparto de las ayudas extraordinarias a los agricultores por la sequía y la guerra de Ucrania por importe de 357,7 millones de euros que aprobó el Consejo de Ministros en un decreto el pasado mayo.

El departamento que dirige Luis Planas publica esta disposición una vez concluido el procedimiento de consulta pública realizada a comunidades autónomas y al sector agrario para la distribución de estas prestaciones, que vienen a sumarse a los 355 millones de euros de subvenciones pagadas al sector ganadero.

De los 357,7 millones de euros para los agricultores, 268,7 millones irán para mitigar la situación de los agricultores con superficies de cultivos herbáceos de secano y de determinados cultivos industriales (tomate de industria y arroz) y otros 8 millones de euros irán a los productores de la cereza del Valle del Jerte (Cáceres). Los 81 millones de euros restantes, procedentes de la reserva agrícola concedidos a España por la Comisión Europea, irán a los productores de determinados cultivos leñosos (frutales de pepita, de hueso, tropicales, cítricos y frutos de cáscara).

Para los cultivos herbáceos de secano, el importe unitario de la ayuda se diferencia por zonas. Así, la zona más amplia, en la que las reducciones de cosecha han sido más acusadas, los agricultores recibirán el importe unitario por hectárea completo de la ayuda. Esta zona comprende las comunidades autónomas de Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Madrid, Murcia, Navarra, La Rioja y la Comunitat Valenciana, así como las provincias de Ávila, Salamanca y Segovia, en Castilla y León, y la provincia de Álava, en el País Vasco. Los agricultores de las provincias del norte de Castilla y León, Zamora, León, Palencia, Valladolid, Burgos y Soria, en donde los efectos de la sequía han sido menos severos, así como los de las Islas Baleares y las Islas Canarias, recibirán el 50 % del importe unitario por hectárea de la ayuda.

Para los cultivos industriales, tomate para industria y arroz, se prevé una ayuda para los productores, que excepcionalmente no hayan podido realizar las siembras en las tierras que destinan a tomate o arroz.

PAGOS DIRECTOS

Estas ayudas se pagarán directamente, a los titulares de explotaciones agrarias que sean beneficiarios de las ayudas directas de la PAC correspondientes al año 2023, cuyo plazo de presentación finalizó el pasado 30 de junio, sin que los beneficiarios tengan que realizar ningún tipo de gestión adicional.

Las ayudas se concederán a partir de un mínimo de 200 euros y estarán limitadas a 300 hectáreas por beneficiario en el caso de las tierras de cultivo de secano y se pagarán mediante transferencia directa por parte del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA).

En total, desde que comenzó la crisis de costes de producción por la invasión rusa de Ucrania, el Gobierno ha movilizado más de 1.380 millones de euros en ayudas directas extraordinarias para el sector agrario: 169 millones de euros para los sectores ganaderos de leche; 193,5 millones de euros para los sectores ganaderos cárnicos y el sector de los cítricos; 300 millones de destinados a paliar los efectos del incremento del coste de los fertilizantes; 355 millones de euros para los sectores ganaderos; 5 millones de euros para el sector apícola, y ahora 357,7 millones de euros de la orden ministerial publicada este miércoles.