La ayuda humanitaria enviada desde España ya ha sido lanzada en Gaza

Las 26 toneladas de ayuda humanitaria enviadas por España han sido lanzadas desde aviones A400 del Ejército del Aire y del Espacio. El martes despegaron desde la Base Aérea de Zaragoza otros dos aviones con material de ayuda
base
photo_camera El martes despegaron desde la Base Aérea de Zaragoza dos aviones A400 con material de ayuda. Foto MDE

Las 26 toneladas de ayuda humanitaria enviadas por España en una operación conjunta de los ministerios de Defensa y Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación han sido lanzados sobre Gaza este miércoles desde aviones A400 del Ejército del Aire y del Espacio.

Según han informado ambos departamentos, el cargamento enviado de la mano de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), compuesto por más de 11.000 raciones de comida, ha sido lanzado sobre la Franja de Gaza después de que ayer despegaran desde la Base Aérea de Zaragoza dos aviones A400 con el material de ayuda.

La operación ha sido coordinada con las autoridades de Jordania y está cofinanciada por la Unión Europea. En ella han participado cerca de 40 militares del Mando de Operaciones, del JFAC (Centro de Mando Aéreo Conjunto), del EADA (Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo) y de la Jefatura de Movilidad Aérea.

El Gobierno, no obstante, insiste en la necesidad de que se abran los pasos fronterizos terrestres como medida indispensable para evitar una situación de hambruna en la Franja de Gaza.

La entrada masiva de ayuda humanitaria por carretera es la vía más eficaz para responder a la emergencia humanitaria. Sin embargo, las dificultades de acceso en estos momentos aconsejan explorar todas las vías para hacer llegar la ayuda a la población civil, incluida la aérea, tal y como están haciendo otros países como Francia, Alemania o Estados Unidos.

Hasta 1,1 millones de personas en Gaza se enfrentan a niveles catastróficos de inseguridad alimentaria, según la Clasificación Integrada de la Fase de Seguridad Alimentaria (CIF), herramienta que clasifica la gravedad de este desafío.

La CIF también prevé un empeoramiento de las tasas de malnutrición a menos que la ayuda aumente y llegue a las poblaciones más vulnerables y de difícil acceso. Mientras, el acceso humanitario a la población es insuficiente para frenar la situación de emergencia por hambruna y falta de acceso a servicios básicos como agua y saneamiento, salud, alojamiento, etcétera.

EL COMPROMISO DE ESPAÑA

Al menos 31.998 personas palestinas han muerto en la franja de Gaza por la ofensiva israelí desde el inicio del conflicto el pasado 7 de octubre, tras los ataques terroristas de Hamás. De ellas, cerca del 70% son mujeres y niños. Y se estima que otras 74.188 personas han resultado heridas en el mismo periodo.

“El compromiso de España con la ayuda humanitaria a los refugiados palestinos es sólido y permanente”, ha señalado el Ejecutivo. En 2023, España triplicó su apoyo a Palestina con respecto al año anterior, hasta superar los 50 millones de euros en fondos humanitarios y de cooperación. De dicho total, 19,5 millones estuvieron destinados a financiar el trabajo de la Agencia de las Naciones Unidas para la Población Refugiada Palestina (Unrwa).

En lo que va de año, el Gobierno ha reafirmado su compromiso de apoyo a la respuesta humanitaria de la Unrwa en Palestina, que presta servicios “esenciales” a 6 millones de refugiados palestinos no solo en Gaza y Cisjordania, sino también en el Líbano, Jordania y Siria, posibilitando que la agencia pueda mantener sus actividades a corto plazo con una contribución de al menos 23,5 millones de euros.