El año pasado fallecieron 23.000 personas en España y 1,3 en el mundo por resistencias a antibióticos

Todo esto supone un incremento de las enfermedades infecciosas y respiratorias, así como de infecciones emergentes que hace unos años no existían ni en Europa ni en España, como el dengue, el zika o la malaria
repiratorio
photo_camera Ha habido un incremento de estas infecciones respiratorias

En 2023 fallecieron 23.000 personas en España por resistencias antimicrobianas o a antibióticos, una cifra que en el mundo se incrementa a 1,3 millones de muertes al año por la misma causa, según datos de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica que no descarta una nueva pandemia por virus respiratorios.

Así lo ha manifestado este jueves el presidente de esta sociedad científica, el doctor Federico García, durante la celebración de una nueva edición de los Desayunos POP de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes que tuvo lugar en la sede de la agencia Servimedia y en el que se abordaron las ‘Estrategias de salud pública contra infecciones y resistencias antimicrobianas’.

Durante su intervención, el doctor García ha explicado que la globalización y la movilidad “suponen un incremento de las enfermedades infecciosas, así como de infecciones emergentes que hace unos años no teníamos ni en Europa ni en España pero algunas ya se están haciendo endémicas como el dengue, el zika o la malaria”.

Además, a esta situación se añade el aumento de las resistencias antimicrobianas en los últimos años a nivel mundial. De hecho, ha remarcado, “hay que considerar este problema como una pandemia silenciosa”.

Desde hace unos años, esta sociedad científica lleva a cabo el estudio BMR (Bacterias multirresistentes) que cuenta con la colaboración de 150 hospitales españoles. “En 2023, 23.000 personas fallecieron por resistencias antimicrobianas. Estas cifras están en la línea de los estudios anteriores de 2020 y 2021, lo que es bueno. Pero también tiene otra lectura porque todas las medidas implementadas para frenar el incremento de las bacterias multirresistentes tienen margen de mejora”, indicó.

NUEVA PANDEMIA

Asimismo, el experto ha advertido de la necesidad de “estar preparados ante otra nueva pandemia por un virus respiratorio" que, según ha dicho, "está en todas las quinielas”.

En relación con las resistencias a antibióticos, en España se cuenta con el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps). Su coordinador, Antonio López, recordó que este plan acaba de cumplir 10 años.

"En los últimos años han cambiado muchas cosas y desde el Ministerio estamos consolidando las redes de vigilancia de los antimicrobianos. En este momento se cuenta con guías PRAN para Atención Primaria, pero desde Europa se han pedido estas guías a nivel hospitalario”, comentó.

En cuanto a la incidencia, el coordinador del PRAN ha remarcado que “hay datos escalofriantes a nivel mundial en cuanto a las resistencias antimicrobianas porque se atribuyen a esta causa 1,3 millones de muertes al año”.

INFECCIONES RESPIRATORIAS EN AUMENTO

“Pese a los esfuerzos sigue aumentando la incidencia de estas resistencias y las muertes. En este momento asistimos a un incremento de estas infecciones respiratorias, ya que hemos pasado dos años con otoños e inviernos muy duros en cuanto a gripes, catarros o tosferinas”. De hecho, ha añadido, “el repunte ha sido muy llamativo, tal vez porque ya no usamos las medidas de prevención frente a la covid-19”.

Este aumento de las infecciones respiratorias es un grave problema en la Atención Primaria. El coordinador del Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), el doctor Jesús Ortega, ha destacado que “las infecciones más frecuentes en nuestras consultas son las respiratorias, como el resfriado y la gripe, pero también debemos atender otras enfermedades emergentes como las transmitidas por vectores como garrapatas y mosquitos, que ahora empezamos a ver”.

Otro grave problema, ha señalado el portavoz de la semFYC, son las resistencias antimicrobianas y “para reducir su incidencia, los pacientes deben tomar los antibióticos en las dosis y frecuencia que determine su médico de familia, ya que la medida para reducir estas resistencias es rebajar el consumo de estos medicamentos”.

Sin embargo, ha remarcado, “España es uno de los países que más consume antibióticos en Europa por la costumbre y la creencia de la sociedad de que el antibiótico cura una enfermedad viral, lo que no es cierto”.

PACIENTES Y MÉDICOS

Por lo tanto, ha agregado, “desde nuestro ámbito creemos que podemos conseguir tener relaciones sexuales seguras para evitar infecciones, mejor higiene bucal, lavado de manos, un comportamiento en el hospital o incluso como comportarse si tenemos animales”.

Ante toda esta situación, tanto pacientes como especialistas en enfermedades infecciosas estuvieron de acuerdo en la necesidad de un cambio cultural para hacer frente a este grave problema.

A este respecto, el doctor Federico García ha puntualizado que para combatir las resistencias antimicrobianas “es fundamental la participación de todos: de los pacientes, los médicos, las sociedades científicas y la Administración”.