El Plan de Pensiones del sector de la construcción afectará a 4.500 empresas aragonesas

El plan de pensiones se puede cobrar en caso de jubilación, fallecimiento, incapacidad permanente o desempleo de larga duración
Los incrementos salariales anuales irán a una parte a salario y otra al Plan de Pensiones.
photo_camera Los incrementos salariales anuales irán a una parte a salario y otra al Plan de Pensiones.

A partir del 1 de febrero entrará en vigor el Plan de Pensiones del sector de la construcción, que afectará a todos los trabajadores a los que se aplica el VII Convenio General. Con él, percibirán un incremento salarial mensual del 3%, que ya se había pactado previamente, al que se sumará un 1% destinado a crear esa mochila de ahorro. En Aragón, afectará a alrededor de 4.500 empresas, 11.500 autónomos y 26.000 trabajadores en total.

Se trata de un acuerdo que se ha alcanzado junto a los sindicatos y se trata del primer Plan de Pensiones de Empleo Sectorial en España. Este viernes, los agentes sociales de la construcción en la comunidad representados por Juan Carlos Bandrés, presidente de la Confederación de Empresarios de la Construcción de Aragón (CEAC) y Manuel Grande, secretario de construcción de UGT FICA, han detallado el acuerdo.

Ambos han coincidido en que este convenio supone “un hito para el sector” y que se engloba dentro de las medidas que se están impulsando para “atraer a los más jóvenes” e intentar paliar “un problema de relevo generacional”. “Es un sector que está bien remunerado, no es como antes, pero la gente no acude. Tenemos un problema que se nos está viniendo encima de golpe”, ha recalcado Grande.

SE PUEDE COBRAR EN CASO DE JUBILACIÓN, FALLECIMIENTO, INCAPACIDAD PERMANENTE O EMPLEO DE LARGA DURACIÓN

El plan de pensiones se puede cobrar en caso de jubilación, fallecimiento, incapacidad permanente o desempleo de larga duración y, en caso de cese de la relación laboral, se podrá movilizar a un plan de pensiones de empleo. Los autónomos con trabajadores por cuenta ajena, al igual que las empresas adscritas al Convenio, se encuentran obligados. Los que no cuenten con trabajadores, podrán adherirse de forma voluntaria.

Las contribuciones tienen naturaleza salarial, siendo retribución en especie sin ingreso a cuenta. Los incrementos salariales anuales irán a una parte a salario y otra al Plan de Pensiones. Las empresas efectuarán mensualmente las contribuciones de las tablas aprobadas en cada provincia y la nómina de febrero será la primera que incluirá esta aportación.

Además, las empresas deberán efectuar en un pago único, con un plazo de tres meses, las contribuciones correspondientes a 2022, 2023 y enero de 2024, también de acuerdo a las tablas. “Un operario de primera, con un sueldo de 30.000 euros, obtendrá 600 euros con el ingreso de los años anteriores y en 2024, paulatinamente mes a mes, se irá metiendo el 1% y serán otros 300 euros”, ha explicado Bandrés.

Las aportaciones se realizarán en una plataforma de VidaCaixa, entidad gestora del Plan, por lo que las empresas y trabajadores deberán darse de alta para su uso. Por último, las contribuciones tienen beneficios fiscales y en la cuota de la Seguridad Social.