La francesa BelEnergía proyecta una planta de biogás en La Almunia con una inversión de 30 millones

La planta tratará 90.000 toneladas al año de gallinaza generadas en granjas avícolas localizadas en el propio término municipal de La Almunia de Doña Godina
photo_camera La planta tratará 90.000 toneladas al año de gallinaza generadas en granjas avícolas localizadas en el propio término municipal de La Almunia de Doña Godina

El grupo francés BelEnergía va a construir una planta de biogás en La Almunia de Doña Godina con una inversión de 30 millones de euros. Se trata de un proyecto de economía circular generará más de 20 puestos de trabajo directos y 11 indirectos durante toda la vida útil de la planta, que previsiblemente superará los 30 años tras iniciar su actividad en 2025. A esta inversión se suman otros 1,7 millones de euros previstos para realizar las obras de urbanización y conexión del polígono industrial La Cuesta I con la variante de la carretera A-122.

El Ayuntamiento licitó una parcela de 15 hectáreas en el monte de La Cuesta para la captación de proyectos vinculados con la economía circular, mediante un contrato de arrendamiento con opción de compra en el que además se exigía que el adjudicatario asumiera tanto el desarrollo del planeamiento urbanístico necesario como las obras de urbanización.

La parcela ha sido adjudicada al proyecto presentado por GIA EnR V, empresa que forma parte de BelEnergia, un grupo francés con importante presencia en Italia fundado en 2011 por Vincent Bartin y dedicado a la producción de energías renovables y a la economía circular. BelEnergia desarrolla, construye y explota en propiedad plantas fotovolticas y eólicas, así como plantas de biogás y biometano procedentes de residuos orgánicos. La gerencia del proyecto industrial, la actuación urbanística y la tramitación ambiental ha sido desarrollada por la empresa zaragozana Compás Consultores.

La iniciativa promovida por BelEnergia S.p.A. propone la construcción de una instalación de producción de biometano a partir de residuos del sector primario (principalmente excrementos de ave o gallinaza). Este biometano se produce con un innovador proceso de doble filtrado que lo convierte en gas natural adecuado para ser inyectado en la red general gasística, presente en el propio polígono La Cuesta.

La instalación planteada supondrá una inversión cercana a los 30 millones de euros y la generación de más de 20 puestos de trabajo directos y 11 indirectos durante toda la vida útil de la planta, que previsiblemente superará los 30 años. A esta inversión se suman otros 1,7 millones de euros previstos para realizar las obras de urbanización y conexión del polígono industrial La Cuesta I con la variante de la carretera A-122. BelEnergía plantea comenzar de forma inmediata todo el planeamiento urbanístico, puesto que se prevé que la planta esté en funcionamiento en octubre de 2025.

TRATARÁ 90.000 TONELADAS DE GALLINAZA AL AÑO

La planta tratará 90.000 toneladas al año de gallinaza generadas en granjas avícolas localizadas en el propio término municipal de La Almunia de Doña Godina y otros cercanos como Ricla, Alpartir y Calatorao. Hasta la fecha, la gestión actual de éste y otros residuos de la industria agrícola y ganadera suponía una serie de problemas medioambientales evidentes, como son la contaminación de los suelos y las aguas, la generación de malos olores y el incremento de emisiones debido a la volatilización de compuestos nitrogenados, además de favorecer la proliferación de vectores y microorganismos patógenos.

Por el contrario, la planta propuesta aprovecha estos residuos para, a través del proceso biológico conocido como digestión anaerobia (es decir, en un ambiente con ausencia de oxígeno), generar biometano, un gas renovable. Además, los subproductos obtenidos se transforman también para obtener otros productos de valor añadido, como son el compost, fertilizantes o dióxido de carbono embotellado. En concreto, la producción de compost y fertilizantes certificados bio resulta de especial interés teniendo en cuenta que La Almunia y su entorno cuentan con un número muy elevado de explotaciones agrícolas.

La planta cuenta con un avanzado diseño, basado en que todo el proceso productivo se realice en naves cerradas y con sistemas que aseguren la estanqueidad y la desodorización.

La entrada en funcionamiento de esta planta contribuirá a reducir la dependencia energética, las emisiones de gases de efecto invernadero y la contaminación difusa del suelo y las aguas. Por esta razón, entra de lleno en el paradigma de la economía circular, implantando una actividad de gran valor añadido tanto desde el punto de vista económico como social y medioambiental.

Ahora la adjudicataria debe tramitar la redacción del plan parcial, plan de reparcelación y proyecto de urbanización de la parcela, según la memoria presentada. En concreto, se prevé la ejecución de la urbanización completa generando un nuevo vial que conecte el actual polígono industrial, desde la calle Cataluña y Avenida Navarra del Polígono Industrial La Cuesta, con la carretera A-122.

REGENERACIÓN DE UNA BALSA Y NUEVO ANDADOR

El proyecto incluye la ejecución de viales pavimentados y zonas de aparcamiento, la cesión de las correspondientes zonas verdes, la ejecución de la conexión a red eléctrica, alumbrado público, red de telecomunicaciones, así como la red de abastecimiento, vertido y pluviales.

Dentro de las acciones ambientales incluidas se prevé la regeneración de la balsa de pastores tradicional existente, con los objetivos de mejorar su capacidad de retención y laminación de aguas pluviales y servir como punto de consumo de agua para animales tanto silvestres como ganaderos.

Además se ha previsto la creación de un andador peatonal en un lateral de la carretera, que irá desde la balsa de pastores hasta la conexión con la carretera A-122.

Más en ECONOMÍA