La D.O. Somontano concluye la vendimia con 19 millones de kilos, un 10% más que en 2022

Vendimia
photo_camera El rendimiento medio de las parcelas de viñedo ha sido de 5.498 kilos por hectárea, cifra superior en un 12% a la de la vendimia del año pasado.

Este miércoles se han recogido en Somontano los últimos racimos de la uva tinta moristel y con ellos ha concluido la vendimia 2023 de la denominación de origen protegida sumando más de diecinueve millones de kilos de uva, como informan desde el consejo regulador de la D.O. Esta cifra supone un millón menos de lo calculado en las previsiones previas al inicio de la campaña, pero un 10% más de los más de diecisiete millones kilos que viticultores y bodegas vendimiaron en 2022. Además, el rendimiento medio de las parcelas de viñedo ha sido de 5.498 kilos por hectárea, cifra superior en un 12% a la de la vendimia del año pasado.

Desde el consejo recalcan que la cantidad recogida se debe a los viñedos de regadío de Somontano, que suponen el 45% del total de la denominación. “Estos han concluido la vendimia con una buena cosecha media mientras que las viñas de secano, el 55% restante de su superficie vitícola, han vivido dos situaciones distintas. Las plantadas con variedades de maduración temprana han tenido una buena producción gracias a las precipitaciones registradas en mayo y, sobre todo, en junio, pero las plantadas con variedades de maduración tardía han sufrido la falta de lluvias y el calor lo que ha conllevado una merma en la cantidad de kilos vendimiados”, han indicado.

LA RECOGIDA POR VARIEDADES: CHARDONNAY LIDERA EN UVA BLANCA Y CABERNET SAUVIGNON EN TINTA

Por variedades, los 19.140.030 kilos de uva recogidos esta campaña se reparten entre un 39% de variedades blancas y un 61% de tintas. Del total y de las blancas, la chardonnay sigue siendo la reina con 4.560.111 kilos vendimiados. Tras ella, gewürztrmainer (con 1.502.339 kgs.), sauvignon blanc (547.460 kgs.), macabeo (317.482 kgs.), garnacha blanca (287.770 kgs.), riesling (249.565 kgs.) y alcañón (6.824 kgs.).

En cuanto a las tintas, la uva cabernet sauvignon sigue encabezando el ranking de producción con 3.444.556 kilos. Le siguen merlot (3.315.192 kgs.), tempranillo (1.828.551 kgs.), garnacha tinta (1.434.906 kgs.), syrah (1.329.711 kgs.), moristel (123.345 kgs.), pinot noir (123.240 kgs.) y parraleta (68.978 kgs.).

EN EL GRUESO DE LA CAMPAÑA LLEGARON A ENTRAR EN LAS BODEGAS 300.000 KILOS DIARIOS

Como informan desde el consejo, la vendimia comenzaba el pasado 8 de agosto con la recogida de los primeros racimos de la uva blanca gewürztraminer y continuaba con otras de maduración temprana como la blanca chardonnay o la tinta merlot. Desde ese momento hasta este miércoles, se han ido recogiendo las quince variedades de uva que conforman el amplio mapa varietal de Somontano marcando el cierre de la campaña las tintas cabernet sauvignon, garnacha tinta, parraleta y moristel.

Además explican que, aunque el inicio y la finalización de la vendimia se ha desarrollado en las fechas habituales de la denominación de origen, el grueso de la campaña se concentró entre mediados de agosto y mediados de septiembre debido al intenso calor que provocó que las uvas maduraran más rápido y a la vez, llegando a entrar, en algunas bodegas, entre 200.000 y 300.000 kilos de uva diarios. Desde entonces se han vendimiado parcelas de las variedades de maduración más tardía como parraleta y moristel.

Destacan de esta vendimia, un año más, el buen estado sanitario de la uva y el hecho de que no haya habido incidencias climatológicas que hubieran podido dañar las viñas y sus frutos lo que permite vaticinar una “gran añada” de vinos Somontano blancos, rosados y tintos.