CEOE Aragón espera un crecimiento del 1,9% para 2024, por encima del conjunto nacional

Empresa
photo_camera CEOE Aragón también han revisado su previsión para el cierre de 2023, que establecieron hace un año en un 0,6% frente al 2,2% final.

CEOE Aragón ha revelado sus “optimistas” perspectivas para 2024, que, tras revisar los datos de este año, ha fijado un aumento del PIB del 1,9% para la economía aragonesa. Una cifra que sustenta en una mejor evolución del comercio exterior, el peso que la industria tiene en la comunidad, así como el buen comportamiento del mercado laboral. Unas fortalezas que, para los empresarios, supondría un crecimiento mayor que el de la economía española, que han establecido en el 1,6%, lo que cambiaría la tendencia de los últimos años.

“En Aragón el sector más relevante en su comportamiento está siendo el automóvil y hay otro factor muy importante que son las exportaciones, como consecuencia de la buena marcha industrial. Las hemos acelerado en los últimos meses, consiguiendo un crecimiento robusto”, ha señalado Félix Longás, presidente de la Comisión de Coyuntura Económica de CEOE Aragón.

A su vez, ha querido recalcar que para elaborar estas previsiones se ha tenido en cuenta el proceso de desaceleración que sufre la inflación, que se situó en el mes de noviembre en el 3,2% la general y en el 4,5% la subyacente (sin energía ni alimentos no elaborados).

PRINCIPALES PELIGROS: EL INCREMENTO REGULATORIO Y LA FALTA DE MANO DE OBRA

Como principal peligro, han señalado hacia el incremento regulatorio, tanto en el ámbito fiscal “con continuas subidas impositivas”, como en el laboral, con “el aumento del SMI y cotizaciones sociales, reducción de jornada etc.”. Según los empresarios, todo ello tiene una repercusión sobre el crecimiento de costes y en la reducción de los márgenes empresariales, que merma la capacidad de acometer inversiones.

También han destacado la falta de mano de obra, un gran hándicap en la comunidad que podría frenar el crecimiento económico. Según ha indicado el presidente de CEOE Aragón, Miguel Marzo, a corto-medio plazo necesitaría cubrir entre 15.000 y 20.000 puestos y como soluciones, ha incidido en la necesidad de “atraer a gente de fuera” y “formar a las personas que no tienen trabajo”.

CEOE Aragón también han revisado su previsión para el cierre de 2023, que establecieron hace un año en un 0,6% frente al 2,2% final. Como ha señalado Marzo, esto supone una “realidad muy satisfactoria” y en esta ocasión “han sido más optimistas” que otras organizaciones debido al marco actual de la economía aragonesa.

Más en ECONOMÍA