Valses, arias y música checa harán vibrar la sala Mozart en el Gran Concierto de Año Nuevo

Concierto Año Nuevo
photo_camera El concierto será el jueves 28 de diciembre a las 19.30 horas.

Con un "Do" en el momento exacto, las últimas revisiones a una partitura que ya se sabían de memoria, las correcciones del director Juan Luis Martínez y la emoción por las nubes, la Sinfónica Ciudad de Zaragoza contaba las horas este frío miércoles para subirse al escenario de la Sala Mozart del Auditorio y dar la bienvenida al año (eso sí, con tres días de adelanto) con su Gran Concierto de Año Nuevo. Será este jueves 28 de diciembre a las 19.30 cuando la Mozart se engalane y suene a vals y polka, música checa y alguna que otra sorpresa en un esperado concierto que tiene todas las entradas agotadas.

Junto a la Sinfónica Ciudad de Zaragoza estará la laureada soprano alemana Nina María Fischer que interpretará algunos villancicos y música tradicional. A su voz se unirá el Coro Frumentum, dirigido por el también concertino de la orquesta Sergio Franco y el Estudio de Danza de María de Ávila, que estrenará cuatro nuevas coreografías a cargo de Claudia Facv y Antonio Ayesta.

Aunque un Concierto de Año Nuevo no sería tal sin las palmas de la Marcha Radetzky, el de Zaragoza va más allá de "los valses y polkas de Strauss", en palabras de Juan Carlos Galtier, gerente de la Orquesta Sinfonica Ciudad de Zaragoza. "Es un concierto que no es el típico de Strauss sino que siempre intentamos ir un paso más allá. En este habrá mucha mención a la ópera con algunas arias muy conocidas. Siempre hacemos una mención a algún país europeo y en esta ocasión será a la Republica Checa, por lo que el público también podrá disfrutar de este tipo de música", ha explicado Galtier.

Con una iluminación y una decoración floral muy cuidada, en la Mozart los acordes serán sinónimo de alegría y vitalidad con un repertorio variado y para todos los gustos. Además, tal como ha explicado el gerente de la Sinfónica Ciudad de Zaragoza, "el concierto acabará con una retransmisión en directo, ya que será grabado por Aragón TV para que luego toda la ciudadanía lo pueda ver por televisión". La fecha, todavía está por desvelar.

"Mucha gente viene a ser feliz durante el rato que dura el concierto. Esa es la mayor alegría". Así ha sintetizado el director titular de la orquesta, Juan Luis Martínez, lo que significa el concierto para él. "Para mí estar en el Auditorio y en la Mozart es estar en casa realmente y no puedo sentirme más feliz por ello. Ahora nos quedan los últimos momentos antes de que la gente pueda disfrutar del concierto". Mañana por la mañana, horas antes del concierto, diferentes entidades sociales como Atades podrán disfrutar del ensayo general con los músicos, sopranos y bailarines. "Realmente tiene lo mejor de las dos cosas, es como ver el concierto entero y a la vez esos entresijos que entraña el hacer un concierto de estas características", ha culminado Juan Carlos Gaultier.