Sara Barquinero: "Quiero que el libro acompañe en esos procesos de oscuridad que todos tenemos"

"Los Escorpiones" es, en palabras de la autora, una "novela existencialista con las formas de la cultura pop"
sara-barquinero
photo_camera La escritora zaragozana presenta "Los Escorpiones"

Sara Barquinero (Zaragoza, 1994) escribió un "tocho" de más de 800 páginas porque eso de crear novelas cortas no es lo suyo. También porque esas, exactamente, 816 páginas eran estrictamente necesarias para abordar una obra colosal que va de la depresión al suicidio (con alusiones a un foro real en el que la autora buceó durante horas) las teorías conspiranoicas, las redes sociales y un barullo de temas más que hacen de "Los escorpiones" una novela casi indefinible. Al menos, para el lector, pues ella lo tiene claro: "Es un libro existencialista con las formas de la cultura pop". Bajo el sello de Lumen, la zaragozana la presentó hace unos días en Antígona tras algo más de una década pensando en esos escorpiones.

"La idea como tal de la novela se me ocurrió hace unos diez años, cuando estaba en la carrera (Filosofía) pero no empecé a escribir sobre ella hasta hace unos cinco o seis o así. De repente un día escribía 100 páginas y no volvía a hacerlo hasta semanas después. Está hecha a trompicones", reconoce la autora.

En "Los escorpiones" todo empieza cuando Sara, una Sara que no es Sara Barquinero aunque a ella le gusta entender el libro como un testimonio real en una especie de teoría de la conspiración, conoce a Thomas y se ven envueltos en una trama en la que los altos cargos tratan de controlar a los individuos a través de la hipnosis y lo subliminal en libros, videojuegos y música para inducirlos al suicidio. Investigando darán con una secta cuyo nombre es el de una de las pocas especies animales que prefiere matarse que seguir soportando el dolor.

"Tuve que tomar algunas decisiones sobre lo cruda que quería ser con el tema del suicidio pero pese a que sea un tema crudo me parecía muy interesante que hubiera literatura escrita sobre esto. Es bastante difícil tener una posición sobre el suicidio a nivel teórica y la literatura me permite explorar este tema con la complejidad que este tiene", cuenta. Ella misma dijo una vez que escribir "Los Escorpiones" fue una manera de explorar temas que prefería no explorar en su vida consciente. Y, por eso, su novela es un "vertedero". "Me ha servido para no rayarme con algunas cosas que me preocupaban".

Con influencias de Mariana Enríquez, David Foster Wallace y, en general, de la "gran narrativa americana", lo que más le importaba a Sara Barquinero era abordar el tema de la depresión y "por qué tenemos ese deseo de estar en calma en una sociedad que se mueve tan rápido". También en esa sensación de que todo el mundo necesita creer en algo y en ese cierto "cinismo o desconfianza que nos impide creer en las religiones pero que sí que nos permite creer en un gran plan maligno". En definitiva, más de 800 páginas, que buscan atrapar y "acompañar en esos procesos de oscuridad que todos pasamos".