Ricla tendrá una oficina para impulsar el turismo y el patrimonio mudéjar

Se trata de un acuerdo firmado entre el Ayuntamiento y la plataforma impulsada por la Diputación de Zaragoza, Territorio Mudéjar, mediante el cual se ha puesto en marcha una iniciativa que gestione el patrimonio mudéjar, el paisaje, la cultura y la gastronomía de la localidad.
torre-ricla
photo_camera A través de esta iniciativa, se gestionará el patrimonio, la cultura, el paisaje y la gastronomía de Ricla. Foto: Territorio Mudéjar

La localidad zaragozana de Ricla creará una oficina técnica de gestión para desarrollar un plan estratégico turístico que dará visibilidad al patrimonio del lugar. Se trata de un acuerdo firmado entre el Ayuntamiento y la plataforma impulsada por la Diputación de Zaragoza, Territorio Mudéjar, mediante el cual se ha puesto en marcha una iniciativa que gestione el patrimonio mudéjar, el paisaje, la cultura y la gastronomía de la localidad.

Según el alcalde de Ricla, Ignacio Gutiérrez, este proyecto “es una oportunidad de crear destinos inteligentes y rutas turísticas sostenibles que se alejen del turismo masificado”. Además, Gutiérrez ha destacado que el acuerdo firmado es un impulso para el desarrollo del territorio, ya que beneficia directamente a las comunidades locales: “Este plan no es solo para Ricla, sino que está hecho desde Ricla contando con la colaboración de sus vecinos, agentes locales, de las pequeñas empresas y las asociaciones culturales”.

El convenio tendrá una duración inicial de seis meses, y para llevarlo a cabo, la Asociación Territorio Mudéjar ha compuesto un equipo de jóvenes profesionales formados a través del programa de prácticas Desafío-Arraigo que definirá las líneas estratégicas para impulsar el territorio integrando las acciones propias de la localidad. Además, como ha avanzado la directora de la plataforma, Victoria Trasobares, “se desarrollará una estrategia de participación ciudadana que permita recabar las aportaciones que los vecinos quieran hacer al diseño del plan estratégico”.

“Este tipo de convenios lo que hace es aprovechar todo lo que se ha hecho anteriormente e intentar poner el foco en aquellas acciones que han tenido más éxito o que son interesantes, pero de manera ordenada”, ha destacado explicando que este proyecto también se ha puesto en marcha en otras localidades como Fuentes de Ebro o Daroca. De esta manera, el convenio permitirá que nuevos profesionales trabajen en Ricla para poner en marcha acciones piloto de conservación preventiva patrimonial, accesibilidad y visitas patrimoniales, así como acciones de participación ciudadana con los diferentes agentes locales.

ricla-patrimonio-mudejar
Ignacio Gutiérrez, Charo Lázaro y Victoria Trasobares, durante la presentación de la iniciativa

Además, la iniciativa contribuirá a avanzar en el concepto de paisaje cultural y en redescubrir el castillo de la localidad en proceso de restauración desde un modelo único de transdisciplinariedad en los equipos que actualmente trabajan en el proyecto.

Por su parte, la diputada delegada de Cultura de la DPZ, Charo Lázaro, ha explicado que “este tipo de actos son motivos de satisfacción con la Diputación de Zaragoza porque están alineados con la misión de nuestra institución, que es ofrecer servicios a los ciudadanos y fomentar la colaboración entre los municipios”.

UN CALENDARIO DE ACTIVIDADES

El proyecto ha comenzado este mes de febrero con las primeras reuniones sectoriales, que continuarán en los próximos meses. Por el momento, se han puesto en marcha diferentes actividades públicas que contarán con la colaboración de personas de la localidad y con diversas presentaciones gastronómicas de productos locales como cerezas, melocotones, ajos tiernos, aceite, vino o miel.

El calendario comenzará el sábado 16 de marzo, con un recorrido urbano en el que se explicará la historia de Ricla a través de la evolución del urbanismo y la explicación de sus principales hitos arquitectónicos, como la iglesia de la Asunción o el castillo.

El paisaje protagonizará la jornada del sábado 20 de abril. Se realizará una visita por la arquitectura y el urbanismo de la localidad con especial atención al paisaje, que es el contexto que ha condicionado y ha hecho evolucionar de una manera determinada a la localidad.

La actividad del mes de mayo será el sábado 11, con una ruta paleontológica en la que se podrá ver cómo el legado de hace miles de años condiciona todavía en la actualidad a la localidad. La última jornada será a mediados de junio con una actividad en familia de carácter didáctico en la que se retomará el proyecto “Circular. Paseos en familia”, trabajo realizado en el curso 2021-2022 con el CEIP Maestro Monreal.