Paula Mattheus: “Hago canciones para cuando estás feliz, triste o te han roto el corazón”

Paula Mattheus Teatro de las Esquinas Zaragoza
photo_camera Paula Mattheus actúa este sábado en el Teatro de las Esquinas

Con once años se subió por primera vez a un escenario muerta de vergüenza y con muchos nervios, pero el idilio de Paula Mattheus (Getxo, 1996) con la música empezó antes, mucho antes. Tanto que no tiene recuerdos de cuando no tocaba la guitarra o tarareaba algunas de sus canciones favoritas antes casi de aprender a hablar. Si tuviera que elegir una de esas sería “Llegaremos a tiempo”, de Rosana. Un tema que le transporta directamente al coche con sus padres en alguno de los viajes de verano. Ahora los viajes los hace acompañada de su guitarra y de su equipo pues ya hace tres años que se dedica “full time” a la música tras convertirse en una de las voces más prometedoras de la música de autor. Después de hacer “sold out” en varias ciudades españolas, este sábado llegará al Teatro de las Esquinas de Zaragoza con su gira “Mi concierto en el balcón” en la que ha colaborado con otros artistas como Rozalén o David Otero.

Con “Vale la pena” superó las 500.000 reproducciones y en el concierto, que seguro será divertido en palabras de la artista, no faltarán otros de sus temas como “Me pasaste tú”. “Tengo mucho cariño a Zaragoza porque fue una de las primeras ciudades que metí en las giras cuando me iba sola con la guitarra a los sitios. Vine con mi primer trabajo al Rock&Blues y ahora tocar en las Esquinas es un regalazo. Siempre me he encontrado con un público súper alegre, que se sabe todas las canciones. Y al acabar el concierto me invitan a cervezas así que no está nada mal”, cuenta.

Con Marwan, Ismael Serrano, Rosana y el folk americano por bandera, Paula Mattheus siente que con cada canción se va un pedacito de su alma. “Siempre intento cada vez que escribo una canción plasmar el mayor porcentaje de realidad posible porque componer siempre ha sido una forma de hacer terapia”.

CANCIONES PARA TODOS LOS MOMENTOS

A la pregunta de cómo definiría su música, la artista duda. Admite que es complicado para luego afirmar: “Quizás como la de un cantautor americano pero en español. Aunque es verdad que no es tampoco música de autor español así que sería un poco un pop-rock indie folk. Una mezcla muy rara la verdad y con letras muy personales”. En su repertorio, un poco de todo. Eso sí, siempre con una canción que pueda hacerte sentir identificado.

“Creo que en mi repertorio siempre puedes encontrar una canción con la que te sientas acompañado, si estas triste, enfadado, eufóricamente feliz, quizás frustrado o te han roto el corazón y te lo han repuesto. Hay canciones para todo”. De los conciertos lo que más le gusta es “ver las caras de la gente y cómo se saben las canciones” porque le hacen sentir “menos sola”.

Ella lo tuvo claro desde el principio: “creo que no es imposible hacerse un hueco en la música si tienes claro todo lo que vas a tener que hacer y a lo que vas a renunciar. Es cierto que es muy difícil. Y cuanto más dentro estás más difícil te parece porque desde fuera no se ve ni la mitad del trabajo que se hace. Vives a la contra de todo el mundo porque trabajas el fin de semana o de noche. Te pierdes cumpleaños, bodas y momentos muy especiales, pero merece la pena cuando te dedicas a esto”.