El legado de José Manuel Pérez Latorre aterriza en el Pablo Serrano, uno de sus proyectos cumbres

Este viernes se ha inaugurado una exposición que se podrá ver hasta el 26 de mayo 
expo Iaacc Pablo Serrano
photo_camera La muestra recoge bocetos y macetas de las que fueron sus obras cumbres

El Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos (Iaacc) Pablo Serrano ha inaugurado este viernes, 23 de febrero, una muestra en recuerdo del arquitecto responsable del edificio del museo, José Manuel Pérez Latorre, fallecido en septiembre del pasado año.

La exposición "José Manuel Pérez Latorre. ‘La arquitectura como unidad de contrapuestos" ha sido comisariada por el director del centro, Julio Ramón, podrá visitarse hasta el 26 de mayo de 2024 y tiene como objetivo mostrar una semblanza y aproximación a la obra y figura del arquitecto a través de algunos de sus singulares edificios.

En declaraciones a los medios de comunicación, el director general de Cultura, Pedro Olloqui, ha indicado que, con esta exposición, el museo rinde un "pequeño homenaje" a Pérez Latorre, un arquitecto que "cambió los principales paisajes urbanos de nuestra ciudad", con obras como el Auditorio, el pabellón de Aragón en la Expo de Sevilla o buena parte de la reforma de la plaza del Pilar. "Era un arquitecto valiente, que jugaba con volúmenes inverosímiles, a veces dramáticos, siempre apasionados, fue un arquitecto apasionado del color" y cuyos edificios son un legado que "disfrutaremos nosotros y las generaciones futuras".

Para el comisario de la muestra, y director del museo, Julio Ramón, la arquitectura de Pérez Latorre se concibe también como un espacio artístico, dado que él era artista, y el ejemplo son los bocetos que pueden verse en la muestra. "La arquitectura era para él una forma de expresarse", ha subrayado. En edificios como el pabellón de Aragón en la Expo de Sevilla, Pérez Latorre "daba un paso atrás para ceder el protagonismo a un artista como José Manuel Broto", mientras que en la ampliación del museo Pablo Serrano como Iaacc "él da un paso adelante y se convierte en el artista no solo en la creación, sino en la volumetría, buscando romper la monotonía de este tramo de paseo María Agustín".

. Ha manifestado "con rotundidad" que su obra preferida de su padre es su trabajo en el foro romano y la plaza de La Seo y ha recomendado visitar esta exposición para conocer más la figura de un arquitecto que hizo "tanta obra en la ciudad".A la inauguración de esta muestra han asistido la esposa de Pérez Latorre, Ana Palacio, y uno de sus hijos, Pablo Pérez Palacio, quien ha recordado que a su padre le gustaba el desafío de estudiar y entender los proyectos

Muchos son los ejemplos de la obra de Pérez Latorre como arquitecto, tanto restauraciones como proyectos de carácter residencial, deportivo, educativo o cultural. De entre todas sus obras que jalonan la ciudad de Zaragoza, hay dos que fueron encargadas por el Ejecutivo aragonés: el Pabellón de Aragón para la Exposición Universal de Sevilla 92 (reinstalado en Zaragoza como sede de la CREA y actualmente sede del Campus Digital FP) y la ampliación de lo que fue la sede de la Fundación Museo Pablo Serrano como Iaacc Pablo Serrano. Ambas son un ejemplo de la implicación y singularidad de las obras de Pérez Latorre.

Él mismo definió su arquitectura como “caracterizada por la nitidez de las formas, rotundidad en el asentamiento y el contraste de los materiales naturales (arcillas, hormigones) con otros más exquisitos (mármoles, ónice y alabastros)”. Pero Pérez Latorre fue mucho más que el arquitecto que vemos a través de sus edificios o sus intervenciones en el espacio urbano, fue docente, artista, apasionado lector, un hombre reflexivo y generoso.

UNIDAD DE CONTRAPUESTOS

Hablaba de ‘La arquitectura como unidad de contrapuestos’, una reflexión en cuanto a los edificios históricos, como puede ser una catedral, donde establecía que se “superponen distintos momentos históricos, distintas formas de entender la arquitectura, pero a nuestros ojos sólo hay una unidad del edificio.”

Esta conceptualización es perfectamente aplicable a su arquitectura, definida por algunos como ecléctica, pero que sin embargo es mucho más, dado que en muchas de sus obras no intervenía sólo él, sino que daba protagonismo a otros artistas como Jorge Gay, Fernando Sinaga o José Manuel Broto, por nombrar a algunos, al igual que a ceramistas y canteros.

La arquitectura de Pérez Latorre es unidad de contrapuntos, edificios complejos, ricos en matices, pero siendo, sobre todo, unidad. Es ecléctica, pero no sólo por sus materiales y volúmenes, sino porque en ella aúna manifestaciones diversas. Éste es el caso del Pabellón de Aragón donde exteriormente el protagonista es el alabastro junto con el color azul. Sin embargo, en su interior el protagonista es el “cielo” que crea José Manuel Broto.

En la ampliación del Iaacc Pablo Serrano se muestra totalmente creativo en el proceso de diseño del edificio. Es por ello que la exposición recoge maquetas, bocetos, dibujos y documentación gráfica relacionada con ambos edificios, donde se hace patente la visión global de su arquitectura y su concepción como manifestación artística.