Gervasio Sánchez llega a la Lonja con su exposición “Vidas Minadas. 25 años”

La Lonja abre sus puertas a la exposición del fotoperiodista Gervasio Sánchez titulada “Vidas Minadas. 25 años”.
photo_camera La Lonja abre sus puertas a la exposición del fotoperiodista Gervasio Sánchez titulada “Vidas Minadas. 25 años”.

Sofía apenas tenía once años cuando perdió las dos piernas al estallar una mina cuando iba en busca de leña. Una suerte que no corrió su hermana María que acabó muriendo. Llegaron a una zona en la que no sabían que había minas y Sofía pudo salvar la vida gracias a que un coche de una ONG estaba cerca y unos médicos salvaron su vida. Otro de los protagonistas es Manuel Orellana, que perdió las dos piernas en diciembre de 1991 cuando recogiendo café pisó una mina y saltó por los aires. Como ellos, son nueve los protagonistas de estos 25 años de Vidas Minadas.

La Lonja abre sus puertas a la exposición del fotoperiodista Gervasio Sánchez titulada “Vidas Minadas. 25 años”, que podrá contemplarse desde este jueves hasta el 7 de enero de 2024. Aunque todavía quede otro cuarto de siglo, a Gervasio le gusta hacer las cosas con tiempo y ya tiene fecha para esos 50 años de Vidas Minadas el 25 de noviembre de 2047.

La muestra está integrada por una selección de 114 fotografías que el autor ha realizado en sus diferentes trabajos profesionales, un proyecto que inició en 1995 sobre el impacto de las minas antipersona. Como manifiesta Gervasio: “Los estragos que provocan las minas son para toda la vida. Las víctimas de este proyecto fueron elegidas al azar en países africanos como Angola o Mozambique, asiáticos como Camboya, Afganistán e Irak, latinoamericanos como El Salvador, Nicaragua y Colombia o europeos como Bosnia-Herzegovina”.

HISTORIAS DE UNA VIDA

“Me crucé con ellas en hospitales a punto de ser amputadas o malheridos con posibilidades de morir cuando eran menores, en centros ortopédicos donde intentaban volver a andar con piernas de plástico, en fundaciones donde eran maltratadas y abusadas o en familias que sobrevivían con muchas dificultades”, concluía Gervasio.

Una de las cosas más curiosas de toda esta historia fue que la llamada de una revista del Corazón inició lo que luego se convertiría en Vidas Minadas, el trabajo de toda una vida de Gervasio. “Hace mucho tiempo que perdí la confianza en el ser humano. Cuando todo se desmorona aparece lo peor del ser humano. He conocido muy pocas personas que prefieran morir antes que matar. He visto matar a vecinos contra vecinos”, explicaba Gervasio dando mucha importancia a que “esto es periodismo y hablar de las consecuencias de la guerra “es periodismo”.

EL DESPUÉS DE LAS MINAS

Organizada por el Ayuntamiento de Zaragoza, en colaboración con DKV, la exposición se divide en varios ámbitos en los que relata la vida de nueve personas que un día su vida se truncó por culpa de una mina antipersona. Diferentes lugares y el mismo dolor, la exposición refleja las consecuencias y ese drama diario en una serie de imágenes que nos acercan a una realidad injusta, actual, cotidiana.

La exposición se divide en varios ámbitos en los que relata la vida de nueve personas que un día su vida se truncó por culpa de una mina antipersona.

“Las víctimas protagonistas de este proyecto documental simbolizan la tragedia que afecta a centenares de miles de víctimas de explosiones de minas antipersona en todo el mundo. Todas tienen una historia que contar de lucha por la supervivencia y la dignidad y nuestra obligación, ya que somos incapaces de poner fin a los conflictos, es respetar sus vivencias”, explicaba Gervasio.

UNA LECCIÓN DE VIDA

Personas como Manuel o Sofía son las que le han dado a Gervasio permanentemente “lecciones de vida, de grandeza”. Sofía acabó el bachillerato superior en los dos últimos cursos recorría más de 9 kilómetros en silla de ruedas. Por otro lado, Manuel ha conseguido llevar a sus cuatro hijos a la Universidad y “estos personajes son los verdaderamente impresionantes”, decía emocionado el fotoperiodista.

La muestra está integrada por una selección de 114 fotografías que el autor ha realizado en sus diferentes trabajos profesionales.

“Historias increíbles de vida que son mis anclajes morales para seguir haciendo este trabajo. Cuando todo se resquebraja sale la bestia que realmente somos”, concluía así Gervasio lanzando un mensaje tan importante para la sociedad de hoy en día.

GERVASIO SÁNCHEZ

Nacido en Córdoba en 1959, pero residiendo en Zaragoza desde la década de los ochenta, Gervasio Sánchez se licenció en 1984 en la rama de Periodismo de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Autónoma de Barcelona. Desde entonces ha trabajado como periodista independiente para diferentes diarios y revistas, especializándose en conflictos armados.

Gervasio Sánchez ha publicado durante su larga trayectoria profesional un gran número de libros, resaltando entre los últimos (año 2021) el libro-objeto Los ojos de la guerra, idea del artista plástico Ricardo Calero; Pandemia. Miradas de una tragedia, editado junto a Ricardo Garcia Vilanova, con el testimonio visual de 26 fotógrafas y fotógrafos latinoamericanos y españoles, unidos de forma altruista en un proyecto humanitario, con el objetivo de crear una memoria documental y visual sobre una crisis sanitaria universal.