Carlos Saura recibe la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio a título póstumo

Carlos Saura recibe la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio a título póstumo
Carlos Saura recibe la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio a título póstumo
photo_camera La viuda de Saura, Eulalia Ramón, ha recogido la distinción en su nombre

La familia del cineasta aragonés Carlos Saura, fallecido en febrero a los 91 años, ha recogido la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio. Una distinción que el Gobierno acordó entregar al cineasta en el Consejo de Ministros del pasado 14 de febrero, días después de su fallecimiento. El ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, y la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, han sido los encargados esta mañana de entregar el galardón.

Según ha explicado Iceta, con Carlos Saura “no perdemos solo a un cineasta, sino a un humanista que ha educado y educará”, por lo que con este reconocimiento “seguimos cultivando una memoria que nos enriquece, pues pocos directores nos han ayudado tanto a comprender lo que fuimos y lo que somos”. Además, ha recordado que, también en su honor, el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) decidió bautizar con el nombre del director Centro de Conservación y Restauración de Filmoteca Española.

Miquel Iceta ha destacado la importancia de seguir cultivando la memoria de un cineasta enriqucedor

En el acto, celebrado en la sede del Ministerio de Cultura y Deporte, han estado presentes los familiares y amigos del director, en cuyo nombre ha recogido la distinción su viuda, Eulalia Ramón. También han asistido la subsecretaria de Cultura y Deporte, María Pérez Sánchez-Laulhé; el subsecretario de Educación y Formación Profesional, Liborio López García; y el director general del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, Ignasi Camós.

La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, ha expresado el orgullo por compartir raíces con el aragonés

De este modo, el Gobierno reconoce la indiscutible contribución a la cultura y el arte españoles realizada por el cineasta, autor de títulos clave del cine español como 'Los golfos' (1960), 'La caza' (1965), Cría Cuervos’ (1975) o '¡Ay, Carmela!' (1990), entre muchas otras. A lo largo de su carrera, Carlos Saura ya fue reconocido con el Premio Nacional de Cinematografía en 1980, en la primera edición de este galardón; y la Medalla al Mérito en las Bellas Artes en 1991.