La Batalla de Alcoraz: el combate que marcó el destino de Aragón y otorgó a su patrón

La Batalla de Alcoraz, que tuvo lugar en 1096, supuso un hito crucial en la historia y destino de Huesca y de todo Aragón. Un hito que dejó una marcada huella en la identidad de la Comunidad aragonesa ligada a la figura de San Jorge, patrón de Aragón
batalla
photo_camera San Jorge, patrón de Aragón, se entremezcla en la historia de la Batalla de Alcoraz

La historia española está llena de batallas y momentos que marcaron el destino del país para siempre a lo largo de los siglos. Esto no fue diferente para Aragón y sus tres provincias, que también tuvieron múltiples enfrentamientos que cambiaron el curso de la historia, como pasó en la conocida Batalla de Alcoraz que protagonizó la ciudad de Huesca.



La Batalla de Alcoraz que tuvo lugar en 1096 supuso un hito crucial en la historia y destino de Huesca y de todo Aragón. Este enfrentamiento dejó una marcada huella en la identidad de la Comunidad aragonesa ligada a la figura de San Jorge, patrón de Aragón. En el contexto de la Reconquista española, en Huesca, las fuerzas cristianas, lideradas por el rey Pedro I de Aragón, se enfrentaron a las tropas musulmanas del gobernador de la taifa de Zaragoza, Al-Musta'in II, con el objetivo de recuperar el control de la región.


La victoria aragonesa no solo consolidó el dominio cristiano en la zona, sino que también marcó el inicio de la expansión territorial del Reino de Aragón. Este triunfo reforzó la posición de Aragón como potencia en la península, sentando las bases para su posterior expansión y consolidación como uno de los reinos más importantes de la Corona de Aragón.

San Jorge, patrón de Aragón, se entremezcla en la historia de la Batalla de Alcoraz porque, según dicen, apareció en mitad del enfrentamiento para liderar al bando cristiano. Su presencia, envuelta en la niebla de la leyenda, infundió valor y determinación en las filas aragonesas, llevándolas al triunfo.

Unos años más tarde, el rey Pedro II de Aragón decidió convertir a San Jorge en patrón de Aragón en reconocimiento de su valentía, del papel fundamental que desempeñó en esta conocida lucha y por ser una de las figuras del cristianismo.

Miles de años después, la Batalla de Alcoraz sigue siendo recordada y celebrada en Aragón como un episodio significativo en su historia, una historia que está entrelazada con la devoción a San Jorge y los valores que representa.