Semana de doble compromiso para Casademont Zaragoza: el momento de empezar a remar

53262552386_3e67f5800f_o
photo_camera El Casademont debe reaccionar

Al igual que la pasada campaña, el arranque está costando, y mucho, para los de Fisac. Un triunfo en cinco partidos en Liga Endesa y la clasificación atada, entre algunas dudas, para la FIBA Europe Cup, cuarta competición europea, son las credenciales actuales de un Casademont que atraviesa una fase del curso crucial. El momento para empezar a remar ha llegado, pues por una parte, los rojillos deben conseguir la tan ansiada segunda victoria en Liga. Por la otra, en Europa deben quedar campeones de su grupo de cuatro equipos (contando con el Ironi Ness Ziona israelí contra el que por el momento no jugará debido al conflicto), o figurar entre los mejores seis segundos para pasar a la siguiente ronda. Con todo ello llega una semana importante para los chicos de Fisac, que ya empiezan a decidir qué objetivos reales van a alcanzar y qué destino tendrán para este curso.

El precedente más reciente es la derrota ante Baskonia (80-85) en la quinta jornada liguera. En este pasado choque, los rojillos despertaron tarde, haciendo un mal segundo cuarto y jugando los primeros cinco minutos del tercero sin intensidad defensiva y sin alternativas en ataque. De todas formas, el próximo rival, el Brindisi italiano, tampoco llega en su mejor momento tras conocer la derrota en los tres partidos ligueros disputados. En tres choques que ha jugado en su liga doméstica, el cuadro italiano ha anotado una media de 66 puntos por encuentro y ha recibido 79. El Brindisi quedó séptimo el año pasado en la Lega italiana y por tanto se pudo clasificar directo a la fase regular de esta FIBA Europe Cup, pese a la mala temporada actual que atraviesan los pupilos de Fabio Corbani.

De esta forma, se espera que el encuentro de este miércoles, a las 20.30 horas en territorio italiano, sea un duelo de equipos en mala dinámica, ambos necesitados de una victoria y con mucha presión sobre sus hombros. Quizá no haya, por el momento, una necesidad imperiosa de ganar para clasificarse a la próxima ronda europea, pues acaba de empezar la presente fase, pero ambos conjuntos necesitan volver a sentirse vencedores, creérselo de nuevo y saborear lo que es ganar a un rival. Mejorar las sensaciones es la principal tarea pendiente de Porfi Fisac, que necesita recuperar la mejor forma de todos sus hombres y cambiar esta racha de cuatro derrotas ligueras y dos apretadas victorias en la fase previa de la FIBA Europe Cup por victorias que al menos rebajen las pulsaciones.

Por otro lado y una vez superado el compromiso europeo, el Casademont visitará este domingo el Palacio de Deportes de Granada (17.00 horas) con motivo de la sexta jornada de la Liga Endesa. El Coviran Granada llega en una dinámica similar, aunque peor a los de Fisac. Cinco de cinco derrotas son los resultados del próximo rival liguero de los rojillos que se encuentran penúltimos, un puesto por debajo del Casademont Zaragoza. Vencer este choque significaría ganar el basket average, por el momento y a la espera de la vuelta, a un posible rival directo. El conjunto rojillo debe empezar a puntuar en Liga y qué mejor forma que hacerlo ante un equipo que llega en una dinámica peor o similar a la tuya, aunque fuera de casa. El partido promete ser trascendental, no solamente para esta jornada sino para más adelante, pues ambos equipos parecen, por el momento, destinados a pugnar por la salvación.

MARK SMITH, LA GRAN ESPERANZA

Pocas buenas noticias está teniendo por el momento el Casademont. Muchos jugadores tocados, otros que vuelven de lesión y una pretemporada con fuego real están siendo algunos males de Porfi Fisac. No obstante, un efectivo está marcando la diferencia en cada encuentro: Mark Smith. El escolta estadounidense tiene una media de 17,5 puntos partido entre la FIBA Europe Cup y la Liga Endesa. En la competición domestica alcanza los 16 puntos de media mientras que en la europea ostenta una marca de 20,5 entre los partidos ante Pardubice (22) y Jämtland (19). Números impresionantes que dejan ver que Smith es insustituible en esta plantilla.

De hecho, la confianza de Porfirio Fisac en el estadounidense está aumentando exponencialmente, pues en el último partido ante Baskonia, el técnico lo mantuvo en pista más de 33 minutos. Eso sí, motivos tuvo pues Smith anotó 22 puntos ante los vascos que le permitieron sumar un 26 de valoración. La más alta del partido seguida de Kotsar con 22.

Con todo esto, ha llegado la hora de que el Casademont se ponga el mono de trabajo y empiece a vencer, mejorar el juego colectivo y especialmente en defensa, pues se ha visto que cuando el equipo de Porfi Fisac mete intensidad en esta parcela, el resultado cambia a favor de los rojillos. El próximo reto viene este miércoles, a partir de las 20.30 horas, en Brindisi (Italia). Sin tiempo prácticamente para descansar, los chicos de Fisac viajarán posteriormente a Granada para tratar de remontar el vuelo en la ACB.