Porfirio Fisac: "Parece que siempre tengo algo roto y tengo que tapar agujeros"

El Casademont se mide al Valencia Basket, a domicilio, este domingo a partir de las 17.00 horas. Fotografía: Casademont Zaragoza.
photo_camera El Casademont se mide al Valencia Basket, a domicilio, este domingo a partir de las 17.00 horas. Fotografía: Casademont Zaragoza.

La Liga Endesa continúa otra semana más y el Casademont de Porfirio Fisac enfrenta un encuentro con mucho que ganar y poco que perder. Y es que los rojillos visitan este domingo, a partir de las 17.00 horas, al Valencia Basket, uno de los pesos pesados de la competición. Eso sí, las bajas siguen mermando a un cuadro zaragozano que ha podido trabajar muy poco en conjunto. "Nos está costando porque no tengo la fortuna de poder trabajar con todo el grupo todos los días. Apenas hemos hecho tres sesiones juntos", ha dejado claro en primera instancia el coach, que ha añadido que "podemos jugar buen baloncesto, pero estamos siempre parcheándonos. No tengo la sensación de poder preparar al equipo para un periodo largo de tiempo. Parece que siempre tengo algo roto y tengo que tapar agujeros".

De hecho, el técnico ha confirmado que "Emegano es seguro que no esté porque la fascia de su pie ha demostrado que tiene una pequeña rotura ahí y veremos cuánto tiempo se puede alargar. Como solemos decir para no decir nada, avanzará dependiendo de su evolución, pero sí que se tirará unas semanas fuera". Junto a Obi, Trae sigue tocado de su hombro y Fisac ve "más difícil que pueda estar". Por otro lado, Okafor continúa con molestias en su tendón de Aquiles, aunque el técnico confía en incluirlo en el roster para el encuentro del domingo.

Además, Fisac no se ha escondido y ha dado la vitola de favorito a un Valencia que acumula seis victorias y dos derrotas en Liga Endesa, aunque este jueves se llevó un buen revés en Euroliga ante el Olimpia Milano (83-52). Eso sí, los pupilos de Álex Mumbrú también llegan con varias bajas, y muy sensibles, pues Chris Jones, su base titular, se quedó fuera en el reciente duelo europeo tras un esguince en su tobillo. Igualmente, el pívot Boubacar Touré fue baja tras estar con vómitos la noche anterior y Stefan Jovic, exbase rojillo hasta el verano pasado, también tuvo esta enfermedad y no fue incluido en la convocatoria.

No obstante y a pesar de los trastoques que está sufriendo el equipo de Álex Mumbrú, la gran cantidad de jugadores con suma calidad y un nivel estratosférico en la zona interior, dotan al Valencia Basket de ser uno de los equipos con más fondo de armario y más a tener en cuenta durante el transcurso del año. "Es un partido físico, de máximo nivel táctico y dificultad. Este año se está demostrando que jugar fuera de casa implica casi una derrota. Debemos de jugar un partido de máximo nivel y perfección en cuanto a porcentajes y defensa, porque si no las opciones serán muy escasas".

El equipo ha realizado su último entrenamiento en el Siglo XXI antes de poner rumbo a Valencia.

Más allá de esto, Fisac ve imprescindible "saber igualar su nivel ofensivo", pues "la parte interior es de máximo nivel, van muy bien al rebote ofensivo, corren muy bien y saben usar los contactos correctamente, cosa que nos hace daño". Uno de los jugadores que más enchufado está en los últimos encuentros es Jared Harper, que en último duelo liguero ante el Joventut (80-76), anotó 15 puntos, y en Euroliga, ante el Olimpia Milano, un total de 10. "Tienen un roster muy largo con mucha rotación y no va a depender de parar solamente a Harper. Si dejamos a Brandon Davies solo, a Damien Inglis solo o cualquiera solo, nos perjudicará, pues todos tiene un grado de aportación ofensiva muy importante", ha matizado al respecto.

PRÓXIMO SEMANA, SIN FIBA EUROPE CUP

Una vez superado este encuentro ante Valencia, ya sea con victoria o derrota, los de Fisac podrán disfrutar de seis días de descanso, sin choque europeo entre semana, hasta el próximo encuentro liguero, ante el Gran Canaria, programado para el sábado a las 18.00 horas en el Príncipe Felipe. Fisac sabe que el calendario de este curso es exigente en cuanto a partidos y quiere aprovechar estos días para tratar de reunir a todos sus hombres y así poder realizar un entrenamiento conjunto de una vez por todas. "Estoy lamentando que Emegano se nos va a largo plazo y quiero ver si recuperamos el hombro de Trae y el tendón de Okafor. Aunque no tenga a Obi, quiero ser capaz de trabajar con los 13 jugadores restantes durante toda la semana", ha sentenciado.