Porfirio Fisac, antes de viajar a Palencia: "Nos medimos a un enemigo que está herido"

Fisac es consciente de la importancia del duelo para el futuro.
photo_camera Fisac es consciente de la importancia del duelo para el futuro.

Ganar o ganar, no hay otra. El duelo liguero que afronta el Casademont Zaragoza este domingo ante el Palencia a domicilio a partir de las 12.30 horas se antoja como vital para los intereses del equipo de Porfi Fisac, pues se miden al último clasificado y, de vencerlos, los rojillos pondrían bastante tierra de por medio respecto a la zona de descenso, debido a que ostentan en la actualidad un reconfortante decimosegundo puesto. "Debemos ser conscientes de que nos medimos a un enemigo que de alguna manera está herido y por tanto darán su 200%. Sino comprendemos la importancia del partido, tanto para ellos como para nosotros, tendremos pocas opciones de ganar", ha analizado este viernes Porfirio Fisac, que ha añadido que "tanto ellos como nosotros nos estamos jugando el no descender".

Eso sí, las bajas de Yusta y Sulejmanovic siguen lastrando a un Casademont que echa en falta, y mucho, a dos de sus piezas más importantes. El coach ha afirmado que pese a que "el progreso es bueno", en principio, "ninguno de los dos puede trabajar con nosotros y no sé cuándo podremos tenerlos. Tenemos sesión este viernes y este sábado y veremos". En definitiva, el técnico no cree que ninguno de los dos pueda disputar el duelo del domingo, pues "Sulejmanovic parece que no acaba de curarse bien de su rodilla, y aunque Santi tiene una protección más fácil, pues no es lo mismo lesionarse en una rodilla que en el tobillo, no creo que llegue ninguno y si tiene viajar alguno, Yusta tiene más posibilidades".

Por otro lado, Fisac ha achacado la derrota del pasado miércoles, ante el Gravelines-Dunkerque, a una rotación poco física, en la que pudieron exprimir otras virtudes como el talento a la hora del tiro exterior. Faceta que no se dio y que lastró mucho al equipo rojillo, que acabó cayendo en su segundo duelo de la segunda ronda de la FIBA Europe Cup. "Si no metes los tiros exteriores reduces mucho el porcentaje de poder seguir dentro del partido. Somos un poco dientes de sierra, no acabamos de tener estabilidad. Todo ello, principalmente condicionado por el tema de ese grado de acierto exterior", ha explicado Fisac, que sobre el final de este partido, cuando Bell-Haynes perdió una posesión que costó la derrota, ha puntualizado que "igual que un día un jugador nos gana un partido (hizo la canasta ganadora ante el Barça), otro día se puede equivocar. Estoy agradecido de no haber perdido el partido por mucha diferencia, que era como parecía que se iba a dar la parte final".

Lo más probable es que Sulejmanovic y Yusta no viajen con el equipo, aunque el último tendría más posibilidades para el domingo.

LUIS GUIL SE ESTRENARÁ ANTE CASADEMONT

Un total de 13 derrotas y solamente una victoria son los credenciales del Palencia antes recibir al Casademont en el Pabellón Municipal. Esta mala racha le costó el puesto a un Marc Justo que fue relegado este mismo miércoles por Luis Guil, que, de hecho, fue entrenador del Tecnyconta Zaragoza durante la temporada 2016/17 logrando el decimoquinto puesto liguero.

Los resultados y el juego del próximo escollo del Casademont no son para tirar cohetes, pero la afición local ayudará, como ya es tradición, a que los palentinos intenten lograr su segundo triunfo en la Liga Endesa en este curso. "Tienen un gran «feeling» con su afición. Han perdidos muchos partidos y algunos de ellos los podrían haber ganado. Es un equipo muy bien configurado, bien hecho y no han tenido fortuna con los resultados. El cambio de entrenador va a condicionar a la grada, que siempre apoya, y que con Luis Guil estará todavía más encima de ellos", ha constatado al respecto.

Finalmente, más allá del rival, el Casademont todavía no ha conseguido en la Liga Endesa un triunfo como visitante. Este podría ser el escenario perfecto, debido principalmente a la mala racha del rival, que no logra levantar cabeza, y a la buena dinámica liguera de los de Fisac, que llegan a este duelo tras vencer a dos pesos pesados como UCAM Murcia (82-76) y Barça (101-99). Ambos fueron en el Príncipe Felipe y bajo el calor de la marea roja, pero ahora los rojillos querrán dar un paso más y obtener un triunfo fuera de su feudo.