Fisac confiesa que el Casademont sigue con carencias de efectivos

Porfirio Fisac dirige un partido de Casademont Zaragoza
photo_camera Este sábado, los rojillos se miden a un Joventud que tiene el mismo balance de victorias (8) y derrotas (9). Foto: Casademont Zaragoza

El Casademont Zaragoza se enfrenta una semana más a la plaga de lesiones. Porfirio Fisac ha comparecido ante los medios de comunicación en la previa del choque del duelo de este sábado contra el Joventut Badalona y ha lamentado las condiciones con las que va a competir. Ante esta situación, el club rojillo está intentando incorporar algún jugador para reforzar el equipo y poder completar la plantilla.

Los contratiempos continúan en este 2024 para un Casademont que suma más bajas. Primero fue la de Simanic, que perdió un riñón tras un golpe en el Mundial del pasado verano y aún sigue recuperándose. Fisac ha confesado que “va la cosa lenta, pero también hay que hacer las cosas bien”. Además, ha reconocido que “ha empezado hacer trabajo físico en Serbia para ver la respuesta que tiene el riñón en cuanto a su funcionalidad. El primer proceso es ver allí cómo va evolucionando”.

En cuanto a los nuevos lesionados, Mark Smith sufrió la semana pasada un golpe en un entrenamiento que le llevó a una lesión muscular y sigue pendiente de evolución. Ante la avalancha de lesiones, Rati llegó para reforzar al equipo, pero la pesadilla se alargó. El georgiano tuvo que abandonar a los cuatro minutos la pista del Príncipe Felipe en el encuentro ante el Girona tras un mal giro en la rodilla. Y por último, Lucas Langarita tiene un fuerte esguince.

El entrenador rojillo ha declarado que los tres serán baja para el partido ante el Joventut, pero con Langarita “sí que estamos intentando reducir los tiempos, aunque no entrene, que sea capaz de llegar al partido”. En el caso de Smith y Rati, ha explicado que “será difícil acortar los periodos de incorporación”.

A pesar que, de momento, esta situación no está mermando demasiado, el Casademont está reaccionado buscando refuerzos en el mercado: “Estamos intentando incorporar algún jugador y de momento no está saliendo ninguna de las opciones que tenemos. Seguiremos buscando otras opciones, aunque no lleguemos a lo que todos nos gustaría. Estamos en esa disposición, pero no hay nada de momento porque han fichado en otros equipos. A ver si podemos conseguir a alguien”, decía Fisac.

La competición sigue y el cuadro aragonés se mide este sábado al Joventut, equipo que tiene un idéntico balance a los rojillos, ocho victorias y nueve derrotas. “El rival ha hecho un cambio muy importante y han incorporado a jugadores que les ha dado esa energía. Están a un buen nivel”, declaraba Porfirio.

Aunque seguía insistiendo cuál iba a ser la debilidad de este encuentro: “Para mí lo peor es el roster con el que vamos. Tenemos dificultades para competir y somos un equipo con carencias. Es verdad que las virtudes del jugador nunca se están apagando: trabajo, sacrificio y jugar juntos, pero el talento, anotar y generar, somos más débiles que nunca. Es una fase complicada y tenemos un mes muy difícil”, concluía Porfirio Fisac.