El Casademont Zaragoza encarrila el pase europeo ante Brindisi (91-72)

Victoria y pase casi definitivo en la Fiba Europe Cup para un Casademont Zaragoza que cumplió sin gran brillo ante Brindisi
Cinciarini lanza en el Casademont - Brindisi
photo_camera Cinciarini fue asistente clave del encuentro ante Brindisi. Foto: Casademont Zaragoza

Victoria y pase casi definitivo en la Fiba Europe Cup para un Casademont Zaragoza que cumplió sin gran brillo ante Brindisi. El cuadro aragonés brindó a su afición una victoria europea por 91-72 donde se dedicó a mantener la ventaja lograda y apretar el acelerador cuando el equipo italiano parecía que se acercaba. Estos, absolutamente mermados, no tuvieron opciones ante los de Fisac, que ya se centran en soñar con el triunfo ante el Valencia.

Cinciarini, Yusta, Miguel Gonzalez, Watt y Mencía eran los elegidos de Fisac, sin los ausentes Bell-Haynes y Emegano. Con comienzo arrollador, en un visto y no visto y a pesar del 0-3 inicial, Yusta comandaba al Casademont Zaragoza a ponerse 9-3. No había que fiarse, porque los fallos permitían acercarse a Brindisi hasta empatar a 13. Parecía que se ponía las pilas el cuadro aragonés, pero siempre se acercaban los visitantes. En el último tramo, Watt llevó el peso ofensivo, pero sus fallos de dos no permitían crecer. Sí que lo hizo Langarita sobre la bocina con un canastón de tres que llevó a comenzar el segundo asalto 25-17.

Otra vez Langarita elevaba a doce la ventaja, con un 2+1 y un mate tras recuperación que levantaba a un Felipe agradecido. Sin embargo, se repetía lo mismo que en el primer cuarto, cuando poco a poco se iban acercando los italianos más por demérito del Casademont Zaragoza que por el propio. Menos mal que volvía un Yusta superior tras un triple de Brindisi para devolver el entorno del +10. Entre él y su aliado Langarita, que volvió a la pista pronto, consiguieron una cómoda renta para marcharse al descanso 44-30.

SEGUNDA PARTE

Mencía, González y Watt ponían la directa para un parcial de 8-0 al comienzo del segundo asalto y, ahora sí, empezar a tomar una ventaja más que considerable. 50-30 con apenas un minuto consumido del tercer cuarto. Y aunque a partir de ahí comenzaba el habitual intercambio de golpes, el Casademont Zaragoza llevaba en todo momento las riendas del partido. El problema era más de imagen, y el público del Felipe apretaba a los suyos en el último tramo para que mantuviesen el ritmo. De hecho, el parcial del cuarto estaba empatado y, con el 71-57, el cuadro de Fisac se quedaba en +14.

Bienvenida al último asalto con un triple de Yusta descomunal que se volvía a entender con Langarita y recuperar esos 20 arriba. Sulejmanovic firmaba la máxima de 21 gracias a otra canasta de tres motivando al equipo para mostrar cierto espectáculo en el último cuarto. Una motivación que no llegó más que para Álex Moreno, debutante que se estrenó con un triple para cerrar el resultado. 91-72 y a otra cosa. El Casademont venció sin dar un gran espectáculo, pero le vale para su objetivo de cumplir en Europa ante un Brindisi al que se le multiplicaron los problemas.

El Casademont Zaragoza estaba llamado a más en este duelo, pero cumplió y, sobre todo, se acercó al liderato de grupo en la Fiba Europe Cup. Está ya bastante encarrilado, e incluso podría confirmarlo en función del partido del propio Brindisi aun sin jugar. Toca descansar y centrarse en Liga Endesa, porque hay que plantar cara a un Valencia que, desde luego, no es lo mismo que el cuadro italiano.