Casademont Zaragoza sufre para cumplir el trámite europeo ante Pardubice (94-88)

El Casademont Zaragoza pudo vencer a Pardubice, pero sufrió en la previa de la Fiba Europe Cup
Santi Yusta ante Pardubice
photo_camera El Casademont Zaragoza supo meter una marcha más al final del duelo. Foto: Basket Zaragoza

Con más esfuerzo del esperado, Casademont Zaragoza logró vencer al Pardubice y superar el primer trámite para entrar en la Fiba Europa Cup. Los de Porfirio Fisac se encontraron a remolque casi todo el encuentro, y fue al final cuando apretaron para llevarse el triunfo por 94-88. Las sensaciones no fueron buenas, pero vencieron, que es lo importante, para atar su presencia en competición internacional. Este jueves es la cita definitiva.

Partía el conjunto aragonés en tierras suecas con Cinciarini, Yusta, Smith, Gielo y Kravic y cierta somnolencia en su estreno eurpeo, lo que llevaba a Pardubice a comenzar arriba. De hecho, se llegaban a poner 2-6 en los primeros compases, aunque rápidamente el Casademont Zaragoza iba a recuperar terreno perdido. Antes de los siete de juego ya iba por delante, algo que se iría moviendo en los siguientes minutos. Tuya mía, arriba y abajo para el cuadro de Fisac y el checo para irse exactamente como parecía: en empate estratégico. 21-21 al final del primer asalto.

Nada nuevo por Suecia en el segundo, donde seguía la misma dinámica y nadie conseguía abrir brecha. Partido empatado y 30-28 gracias a Langarita antes del tiempo muerto solicitado por el joven Dino Repesa, heredero directo del clásico Jasmin Repesa. El caso es que Vyoral volvía a adelantar con un triplazo nada más recibir instrucciones. Máxima entonces para Pardubice gracias a un Brunk que llevaba a cinco la ventaja. Yusta reducía, pero de poco servía porque su defensa flojeaba por partida doble y los checos se iban a +7 a un minuto de vestuarios. Llegaron a ser nueve, pero se quedó en 7 para alivio de los de Fisac.

A pesar de todo, no estaba cómodo el Casademont Zaragoza. Se le notaba frío, poco agresivo, fuera del partido ante un rival que vencía sin jugar un gran partido. Había cuestiones por corregir al descanso, que era más que necesario para el conjunto zaragozano. Y ahí iba a estar la labor de Porfirio Fisac, que no podía arriesgarse a hacer peligrar ya su presencia europea.

SEGUNDO ASALTO

Reducía distancias Casademont Zaragoza para ponerse cinco abajo y a solo dos a continuación gracias a Cinciarini, que acertó de tres. Buena salida de cuarto, con parcial de 5-0 y un equipo que quería ser más fuerte atrás. Para completar, 2+1 de Okafor y antideportiva, lo que adelantaba a los maños y le daba una posesión que aprovecharía el propio estadounidense. Alford conseguía dejarlo en espejismo para adelantar a los suyos de nuevo con tres triples e irse nueve arriba. Pero el cuadro aragonés no se iba a dar por vencido, y entre Langarita, Smith y Kravic bajarían esa distancia con un parcial de 7-0 para terminar 65-66.

Duelo de triples como bienvenida al último asalto para que Casademont fuese tomando ventaja. Miguel González y Langarita ponían en +7 la ventaja con cada vez menos tiempo por delante. Pardubice, escaso de jugadores, empezaba a caer y el cuadro de Fisac sabía aprovecharlo. Otra vez Langarita a asistencia de Miguel para irse a los nueve arriba y cumplir lo que necesitaba el equipo para remontar. Lo logró un Casademont Zaragoza para terminar 94-88 y aprobar el trámite que se había complicado. Apretaron los de maños y superaron finalmente a su rival.

Partido que pudo ser mejor para el Casademont Zaragoza, al que le costó entrar y ser mejor. Enfrente, un Pardubice que se lo puso muy complicado en un estadio vacío en sentido casi literal para la superioridad teórica de los de Fisac. Se superó al rival, los deberes se hicieron, pero ni mucho menos se trató de un partido para enmarcar.