El Casademont se hace grande ante el UCAM Murcia (82-76)

El Casademont Zaragoza ha vencido por 82-76 al UCAM Murcia y rompe la racha de tres partidos sin ganar
photo_camera El conjunto maño rompe la racha de tres partidos sin ganar. Foto: Casademont Zaragoza

Victoria de mérito. El Casademont Zaragoza ha vencido por 82-76 al UCAM Murcia y ha recuperado sensaciones tras perder tres encuentros consecutivos en Liga ACB. El equipo murciano llegaba al Príncipe Felipe con una buena dinámica, pero se ha topado contra un rival que ha ido de menos a más y se ha mostrado serio y con seguridad en todas las facetas del juego, sobre todo, en el exterior. Los rojillos han tenido algún momento de dudas, sin embargo, lo han resuelto sin ningún titubeo, consiguiendo así un triunfo que vale oro para evitar la zona de descenso. 

Porfirio Fisac apostaba por Bell-Haynes, Langarita, Mark Smith, Sulejmanovic y Watt para el quinteto inicial. En los primeros compases del choque, ambos equipos no estaban teniendo su día de cara a canasta, aunque UCAM golpearía primero por medio de Sleva. Tras varios intentos fallidos, Sulejmanovic replicaría con un tiro desde la línea de tres para poner por delante a los suyos. Pero poco duraría, ya que el conjunto murciano empezó a tomar la directa (3-6). 

Tras un intercambio de golpes, el partido estaba empatado 10-10. No había ningún dominador claro, a pesar de que los visitantes lo intentarán una y otra vez se topaban con un Casademont que estaba respondiendo con seriedad ante un potente rival (13-14). El buen trabajo tuvo recompensa. El buen empeño defensivo y el acierto en ataque, hicieron que el equipo rojillo terminará el primer cuarto con una ligera ventaja tras cuatro puntos seguidos de Kravic que revolucionó el partido (19-17).

El segundo cuarto comenzó como terminó el primero. El UCAM estaba muy espeso ofensivamente y fallaba canastas fáciles, así que los zaragozanos no desaprovecharon la oportunidad y aumentaron la renta (22-17). Después de un tiempo muerto pedido por Sito Alonso, el cuadro maño se enfrío y vio como su rival igualaba la contienda (22-22). 

La reacción local no se hizo esperar con las canastas de McFadden y Kravic, para imponerse de nuevo en el marcador (29-22). Los visitantes no se relajaron y volvieron a ajustar la diferencia con un triple y haciéndose fuertes en la zona interior (34-31). La máxima igualdad imperaba en el Príncipe Felipe, no obstante, el UCAM consiguió darle la vuelta al luminoso a falta de un minuto para el descanso. Un tiro sobre la bocina de Dylan Ennis pondría el 34-38 definitivo para liderar y concluir la primera mitad.

SEGUNDA PARTE

Después de pasar por vestuarios, Mark Smith se vestiría de héroe. Inauguraría el tercer cuarto desde la línea de tiros libres y, seguidamente, anotaría un triple y un dos más uno. Siete puntos en menos de un minuto para situar a los suyos cuatro arriba (42-38). El Casademont salió revolucionado y anuló por completo al rival. Otra vez, mandaría en el choque poniéndose seis arriba (46-40). El rendimiento defensivo de los rojillos bloqueó a un UCAM que se desesperaba en cada ataque. 

Mientras tanto, liderados por el talento de Bell-Haynes, el equipo maño sumaba y seguía, ampliando la ventaja hasta los doce puntos (52-40). Watt, otro de los destacados, continuaba poniendo tierra de por medio ante el conjunto visitante que se encontraba con menos fortuna anotadora. El tercer periodo terminó con una clara superioridad de los rojillos, que se iban al cuarto decisivo con un contundente 60-51.

Los últimos diez minutos continuaron con un Casademont muy enchufado. Cinciarini, McFadden y Kravic se unirían a la fiesta para seguir mandando en el marcador (67-55). Los murcianos no se daban por vencidos y despertaron para apretar el resultado en el tramo decisivo (69-63). El encuentro se estaba haciendo largo para los de Fisac que veían como su rival no bajaba los brazos y se aproximaban poco a poco (74-70). No le sirvió de mucho al UCAM porque, otra vez, el cuadro aragonés se haría grande para llevarse una merecida victoria (82-76).