El Casademont desea empezar con buen pie la segunda fase europea venciendo al Nymburk checo

Este es el primer partido de la segunda fase europea. Fotografía: FIBA.
photo_camera Este es el primer partido de la segunda fase europea. Fotografía: FIBA.

El Casademont Zaragoza arranca este martes (20.00 horas) la segunda fase de la FIBA Europe Cup ante el Nymburk checo. El conjunto de Fisac está encuadrado en el grupo M y busca empezar esta nueva etapa con un triunfo, ante la marea roja, y tras tener muy reciente el buen sabor de boca de la trascendental victoria ante el todopoderoso UCAM Murcia en Liga Endesa (82-76).

Eso sí, de nuevo, el Casademont llega a este partido en cuadro y con bajas señaladas. Yusta sigue lesionado del tobillo y su vuelto apunta a ser larga. De igual forma, Sulejmanovic cayó resentido de su rodilla en el pasado duelo ante el UCAM Murcia y Fisac confirmó este lunes, en la previa, que su presencia también está descartada. "Hay dos jugadores que mañana no estarán. Uno es Sulejmanovic y el otro lo decidiremos a lo largo de la tarde", dijo el técnico al respecto.

La idea del cuadro rojillo es demostrar que las buenas sensaciones ante Murcia no fueron una casualidad y trasladarlas a esta segunda fase europea en la que, por el momento, el Casademont ha vencido todos sus partidos a excepción del último e intrascendente duelo ante Kalev (71-78), en el que de hecho se lesionó Yusta. El resto los ha ganado con solvencia y dando una imagen de superioridad respecto a sus rivales. No obstante, el Nymburk será un escollo más complicado a lo acostumbrado.

De hecho, el equipo checo aterriza en el Príncipe Felipe con unos resultados que le han hecho llegar al grupo M como segundo mejor clasificado de la primera ronda europea. El equipo dirigido por Francesco Tabellini no ha perdido ningún duelo como visitante y solamente ha caído en su casa ante el Bahcesehir, líder del grupo, en la prórroga y por 91-96. Esto significa que la igualdad se podrá palpar en el pabellón zaragozano, pues ambos conjuntos llegan con unos resultados muy similares, habiendo caído apenas en un duelo, y para mayor inri en casa y por pocos puntos.

Respecto al roster que presenta el Nymburk, destacan efectivos de la talla de Thomas Bell y Jitarious Gordon, ambos estadounidenses. El primero acumula 13,3 puntos, 7,2 rebotes y 2,5 asistencias de media que le hacen registrar 19,3 créditos de valoración. Gordon, por su parte, acumula un promedio de 14,7 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias que le hacen ostentar 13,7 créditos.

Este choque tiene una importancia capital para los intereses europeos del Casademont. Todo viene debido al irregular calendario que sufren los de Fisac, en el que comienzan jugando en casa, este martes a las 20.00 horas ante el Nymburk, y posteriormente disputan tres partidos como visitantes para jugar los dos restantes de nuevo en el Príncipe Felipe, el miércoles 31 de enero de 2024 a las 20.00 horas la quinta jornada, y la sexta el 7 de febrero, también a las 20.00 horas. Esto significa que este será el primer y único partido en casa de la FIBA Europe Cup hasta finales de enero. Vencer ante la marea roja este primer duelo de la segunda ronda será capital para el Casademont, que luego tendrá que afrontar dos meses competitivos a lo largo de todo el panorama europeo como visitante.