Casademont Zaragoza: una bombona de oxígeno en forma de dos triunfos consecutivos

El equipo acumula dos victorias ligueras consecutivas y tres, si uno cuenta la de Europa. Fotografía: Casademont Zaragoza.
photo_camera El equipo acumula dos victorias ligueras consecutivas y tres, si uno cuenta la de Europa. Fotografía: Casademont Zaragoza.

En una competición tan igualada como la Liga Endesa cada victoria es trascendental. Vencer te hace subir puestos y en el caso del Casademont, alejarse de la zona de descenso, aunque sea por ahora. Y es que el equipo de Porfirio Fisac ha tenido un cambio de mentalidad, y de juego, que le ha llevado a cosechar dos victorias consecutivas, ante Joventut (113-83) y la última ante el siempre complicado Surne Bilbao (77-63).

Una bombona de oxigeno, una segunda oportunidad, cada uno lo puede ver como quiera, pero lo cierto es que el conjunto zaragozano ha logrado dejar atrás la zona de descenso. De hecho, gracias a los dos últimos triunfos ha ascendido hasta el decimoquinto puesto, muy alejado del decimoctavo (último), que ostentaba hace apenas dos semanas. Entonces el balance era de una victoria y cinco derrotas y gracias a estas últimas actuaciones, Porfirio y sus jugadores han logrado dar la vuelta a la tortilla y llegar a las tres victorias.

Dejando a un lado el aspecto colectivo, un nombre está resonando con mucha fuerza en los pasillos del Príncipe Felipe. Mark Smith está realizando un auténtico temporadon, rompiendo récords y demostrando ser una de las piezas claves, si no la más importante, de esta plantilla. El escolta estadounidense lideró la remontada ante el Bilbao Basket anotando un total de 23 puntos, realizando siete asistencias y capturando otros siete rebotes que le permitieron registrar 30 créditos de valoración y el consecuente MVP. Números que lo hacen un jugador total y muy completo. Características cada vez más necesarias en la Liga Endesa. Si uno mira el global de Smith, podrá ver que el estadounidense tiene una media de 15,4 puntos ligueros y 17,3 en Europa. Un buen tirador y un jugador completo en el que Fisac ha encontrado un diamante.

ZARAGOZA SE VUELCA CON EL CASADEMONT

Más allá de todo el tema técnico y táctico, el factor cancha ha sido fundamental en estos dos últimos triunfos. De hecho, ambas victorias han llegado en el Príncipe Felipe, lugar en el que la marea roja se ha hecho uno con el equipo y lo ha impulsado hacia el triunfo. El número de asistentes no ha hecho más que subir desde que empezó la temporada, dejando ver que los aficionados nunca han dejado de lado al equipo.

En el primer partido jugado en casa, correspondiente a la jornada 2, un total de 4.420 espectadores disfrutaron de la primera victoria liguera, ante el Unicaja (100-92). En la jornada 5, ante Baskonia (80-85). más de 5.000 personas acudieron al Príncipe Felipe. No obstante, el colofón final ha llegado en estos dos últimos duelos, ante Joventut y Bilbao, registrando un total de 5.568 y 6.261 aficionados respectivamente. Una diferencia de casi 2.000 espectadores desde el comienzo que demuestra que Zaragoza es una ciudad de baloncesto y que entre todos van a ayudar al Casademont a revivir esta temporada.

La marea roja cada vez ha estado más presente en los duelos rojillos, sumando hasta 2.000 espectadores más desde el primer partido en casa. Fotografía: Casademont

Dejando todo esto a un lado, el Casademont debe aprovechar esta buena racha de hasta tres victorias consecutivas (contando la de Europa) y afrontar esta semana de doble cita con toda la competitividad posible. Por un lado, este miércoles recibe en el Príncipe Felipe al Brindisi italiano a las 20.00 horas con motivo de la FIBA Europe Cup y por otro, el domingo, a partir de las 17.00 horas, viaja a Valencia para jugar su noveno compromiso de Liga Endesa, en el que se reencontrará con Stefan Jovic, exbase rojillo.