Opinión

¿Soy socialmente responsable?

Sobre la R.S. Responsabilidad Social se alude, escribe y habla mucho. Y en sus múltiples acepciones, R.S. Empresarial, R.S. Corporativa y así hasta 10 variantes. Pero se actúa poco sobre la R.S. Individual o R.S. Personal. ¿El ritmo actual de la sociedad, la competitividad, las nuevas tecnologías… crean el clima propicio para pensar en uno mismo antes que en los demás?

Miguel Ángel Otín
photo_camera Miguel Ángel Otín

Sobre la R.S. Responsabilidad Social se alude, escribe y habla mucho. Y en sus múltiples acepciones, R.S. Empresarial, R.S. Corporativa y así hasta 10 variantes. Pero se actúa poco sobre la R.S. Individual o R.S. Personal. ¿El ritmo actual de la sociedad, la competitividad, las nuevas tecnologías… crean el clima propicio para pensar en uno mismo antes que en los demás?

Los humanos, las personas por naturaleza somos egoístas. Pensamos principalmente en nuestros derechos, no en nuestros deberes. En general, somos muy dados a criticar, pero poco a participar (desde nuestra comunidad de vecinos, asociaciones, iniciativas de la sociedad civil…) Echamos a otros la carga, la culpa, como si no fuera con nosotros. Nos alejamos y olvidamos de la importancia de nuestra responsabilidad. Todos debemos ser responsables de nuestros actos y de sus consecuencias. 

La responsabilidad social tomó principalmente conciencia a nivel mundial, en la Declaración del Milenio (año 2000), donde 189 países participantes se comprometieron en la consecución de los objetivos del milenio, los cuales contienen las grandes preocupaciones sobre la calidad de vida de las especies y del planeta. La definición más aceptada de RS es devolver al entorno lo que el entorno nos da. O…devolver a  la sociedad lo que la sociedad nos da. Y resaltar que la S de social, es la S de sociedad, no de socialista. 

Soy consciente de la importancia de la R.S. individualmente y colectivamente,  pero lo que entiendo y pretendo es recordar, reivindicar la conveniencia de “dar una llamada de atención” a las personas/individuos, de nuestra parte de co-responsabilidad como componentes de una colectivo, de una sociedad. Respeto, compromiso, educación…

Un objetivo común debería ser preguntarnos, reflexionar, definir… sobre ¿cuántas de nuestras acciones o decisiones afectan a otras personas y/o a la sociedad?  ¿Y cuántas o cuáles, con impacto económico? ¿Cuántas acciones o actuaciones podemos enumerar? ¿Ustedes, en cuáles piensan? En mi opinión, un decálogo a modo de ejemplo:

  •  Reiterar que la sociedad actual (incluso el mundo político) necesita de una llamada de atención
  • Educación desde el principio y de principios, valores…
  • No solo educa la escuela. Educa la familia, la sociedad, los medios de comunicación, las redes sociales, el entorno…
  • Sostenibilidad, reciclaje, ecología, favorecer la economía circular…
  • Consumo responsable. Alimentos desperdiciados…
  • Lucha contra la corrupción y la economía sumergida. ¿Son corruptas las personas o la sociedad?
  • Buen uso de los Servicios Públicos. Sanidad, Universidad… (85% a cargo impuestos)
  • Uso correcto de las tecnologías. Tema móviles. ¨El móvil y los niños¨
  • Las empresas, la seguridad y el bienestar… y la integración de personas con discapacidad
  • ¿Las empresas están incorporando la RS como marketing?

Evidentemente, si todos actuáramos correctamente, (y si nos vamos al extremo), no haría falta ni la Justicia. Evidentemente este comentario no tiene debate ni recorrido. Creo que sí hay debate y recorrido en aspectos sociales individuales, algunos con impacto económico y con importante componente de educación. Creo en la filosofía de la siguiente frase: “Lo importante no es qué mundo dejamos a nuestros hijos, lo importante es qué hijos dejamos a este mundo”. 

Siguiendo con las frases, una muy famosa de Kennedy. Para él era muy importante el tema, que llamaba de “responsabilidad ciudadana”. En su discurso de investidura (1961) dijo:  “No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por tu país”. Y otro par de frases de Lincoln:  “Además de luchar por tus derechos, es importante no descuidar tus deberes” o “no puedes escapar de la responsabilidad de mañana evadiéndola hoy”.