Opinión

Emprendimiento femenino

A lo largo de los 115 años que tienen de existencia los Premios Nobel, se han entregado premios a 833 hombres y a 49 mujeres. De los 452 consejeros de las empresas del Ibex, sólo 87 son mujeres. Y así... otros muchos casos. Afortunadamente, en el mundo del emprendimiento no existe tanta desproporcionalidad.

A lo largo de los 115 años que tienen de existencia los Premios Nobel, se han entregado premios a 833 hombres y a 49 mujeres. De los 452 consejeros de las empresas del Ibex, sólo 87 son mujeres. Y así… otros muchos casos. Afortunadamente, en el mundo del emprendimiento no existe tanta desproporcionalidad.

En España hay más de 650.000 emprendedoras, mientras que en el mundo están liderando empresas consolidadas un total de 128 millones de mujeres, demostrando en su desempeño altos niveles de competencias como: conocimiento, capacitación, creatividad, constancia, compromiso, calidad… ¡y sólo enumero las que empiezan por c!

Según el GEM-Aragón, informe que da a conocer los datos sobre el emprendimiento en Aragón, durante el año 2015 estaban en marcha sobre 50.000 proyectos en “edad” hasta 3 años. De los cuales, el  60% corresponden a hombres y el 40% a mujeres. (En el año 2008 fue del 55/45%).

El perfil medio de la mujer emprendedora aragonesa es de 40 años de edad, con estudios universitarios (el 36%), y  una renta declarada antes de emprender de 30.000 euros. La tasa de abandono es superior en la mujeres, el 60%, frente al 40% en los hombres.

La falta de autoestima está considerada como uno de retos del emprendimiento femenino. Otros son la “herencia cultural” que hacía que las mujeres eligieran carreras principalmente de “letras”. O circunstancias personales como la maternidad, mayor aversión al riesgo, búsqueda de estabilidad profesional…

Concretamente, en el sector de las nuevas tecnologías, las mujeres escasamente se plantean ser empresarias. En España, apenas una de cada cuatro mujeres desarrollan carreras técnicas. No obstante, según la empresaria oscense Cristina Aranda, Premio Mujer a Seguir 2016,  en tecnología somos “reinas creadoras, no “princesas consumistas”. Cristina Aranda es directora de marketing de la empresa Intelygenz y cofundadora de la asociación Mujeres Tech.

Son diversas las iniciativas y programas que potencian e impulsan el emprendimiento en las mujeres. Las Cámaras de Comercio ofrecen su Programa PAEM. Mediante este Programa, partiendo de la igualdad de género como propuesta base e inicial, se intenta promover la actividad empresarial de las mujeres, suponiendo una plataforma desde la cual puedan alcanzar su desarrollo empresarial.

El Programa PAEM, que ya lleva 15 años de funcionamiento, cuenta con el apoyo financiero del Fondo Social Europeo, del Ministerio de Igualdad y del Instituto de la Mujer, y está dirigido a todas aquellas mujeres con inquietud emprendedora, tanto con una nueva idea de proyecto o de negocio, como con un plan de modernización o ampliación. Con unos objetivos de impulsar la igualdad, el autoempleo y la creación de empresas lideradas por mujeres.

Otra iniciativa que me ha llamado la atención está promovida por la conocida marca Coca Cola que ha puesto en marcha GIRA Mujeres, un plan para disparar el porcentaje de mujeres emprendedoras en España. El proyecto Gira Mujeres atravesará 177 municipios para formar a 4.000 empresarias y desempleadas que quieran emprender. Y antes de 2020, a cinco millones de mujeres en el mundo.

En el mundo universitario, el emprendimiento está cogiendo impulso. Actualmente, el 56% de los estudiantes contempla la posibilidad de crear su propia empresa, y no olvidemos la importante presencia femenina en la Universidad. Es este segmento, el principal freno y obstáculo para emprender, es el “miedo al fracaso”. En este sentido, la percepción de las mujeres es todavía más negativa. De esta forma, el 61% de ellas lo vislumbra como un hándicap frente al 39% de los hombres. Personalmente, es algo que me llama la atención, dada la edad de estas personas.

He intentado en este artículo omitir el tópico “igualdad”, campo que por supuesto todos tenemos que aportar y también desde el mundo de la empresa. Sí, reconocer las iniciativas de muchas mujeres bien preparadas y sin complejos que, con talento y valentía, se han lanzado “a la piscina” y han conseguido convertir sus ideas en empresas. Personalmente creo que el hecho de ser mujer les proporciona incluso ventajas, parece que tienen “poderes especiales” para lograr todo aquello que se proponen. ¡Lo que no consiga una mujer!

Más información sobre emprendimiento en mi blog: miguelangelotin.es y si quieren seguirme en twitter  @miguelottin