Opinión

Emprendimiento agropecuario

¿Las crisis generan oportunidades? Esta evidencia, pocos la niegan. Y en mi opinión, en Aragón, los sectores más beneficiados generando múltiples oportunidades son el agroalimentario y el medioambiental. El sector agroalimentario vive un momento de profundos cambios que conllevan importantes oportunidades de crecimiento y expansión, muy propicio para los proyectos de emprendimiento basados en la sostenibilidad.

¿Las crisis generan oportunidades? Esta evidencia, pocos la niegan. Y en mi opinión, en Aragón, los sectores más beneficiados generando múltiples oportunidades son el agroalimentario y el medioambiental. El sector agroalimentario vive un momento de profundos cambios que conllevan importantes oportunidades de crecimiento y expansión, muy propicio para los proyectos de emprendimiento basados en la sostenibilidad.

Los cambios en los hábitos y gustos de los consumidores y las nuevas tendencias en consumo, están modificando e imponiendo pautas en este sector. La industria agroalimentaria, especialmente la artesana, ha sabido dar perfecta respuesta a ésta demanda.

Desde la potenciación de la producción de productos biológicos, o más sanos y saludables, hasta la búsqueda de un mundo más natural y sostenible, así como el aprovechamiento de la naturaleza y el patrimonio, fomentando el  ecoturismo y deportes de aventura, la recuperación de vida de pueblos abandonados…está motivando que los jóvenes se queden en el medio rural y en cierta medida originando la vuelta de personas con estas inquietudes. Y muy importante,  aportando valor añadido en su territorio.

A nivel de Aragón, el agroalimentario es el segundo sector en empleo (12%) y en volumen de negocio (15%). A nivel nacional la agroalimentación supone ser el primer sector, tanto a nivel de empleo (20%) como de cifra de negocio (23%). El 80% de las empresas agroalimentarias aragonesas son unipersonales o microempresas, y sólo el 0,10% puede calificarse como gran empresa.

El Gobierno de Aragón también quiere transmitir la importancia de éste sector, habiendo puesto en marcha  el III “Programa de Emprendimiento Agroalimentario” de Aragón. En la edición anterior, se seleccionaron y participaron doce proyectos, resultando finalistas ocho: 4 de Zaragoza, 4 de Huesca y 2 de Teruel. Estos fueron: “Salvaje”, con sede en Biescas, se dedica a la elaboración de licores artesanos con productos del Pirineo .“Ternera del Valle de Aisa” especializada en la producción y venta directa de este tipo de carne. “Sport Biofrutal”, empresa de Binaced especializada en la elaboración y comercialización de alimentación deportiva 100%  ecológica. "Foodie Ambients", catering personalizado a cada gusto del cliente. "Spirulina Aragón", que cultivan esta alga. "Lasca Negra", elaboran distribuyen y venden alimentos con trufa. "Cañamo Bajo Aragón", cultivar cáñamo industrial y producir alimentos derivados de ésta planta Caracoles Rellenos, que convierte los caracoles en un producto gourmet.

Este programa, está organizado por el Instituto Aragonés de Fomento (IAF) junto al Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA), el Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEIARAGON) y el Parque Científico y Tecnológico del Aula Dei (PCTAD).

Las principales fases por las que transcurren los proyectos, van desde la selección de las iniciativas presentadas, realización del enfoque y estructuración de la idea de negocio, formación para el desarrollo del proyecto, preincubación en el vivero de empresas, asesoramiento y mentorización, ayuda en la financiación, hasta el acompañamiento en el lanzamiento del proyecto.

Son muchos los casos de proyectos emprendedores agroalimentarios y medioambientales. A modo de ejemplo, a parte de los anteriormente citados,  exponer dos casos mostrados en el  reciente evento celebrado en Huesca, el SIE –Salón de la Innovación y el Emprendimiento-  en su  Concurso “Elevator Pitch”, espacio donde jóvenes emprendedores presentan sus proyectos.

Uno de éllos, “Chenta Pirineo”, está trabajando la recuperación de razas de ganado autóctono del Pirineo en peligro de extinción. Formado por un equipo multidisciplinar, ya están comercializando “el cordero recental” de Ansó, que pueden encontrarlo en bandejas preparadas para su preparación culinaria.

El otro proyecto es BioPalacin Planet, dirigido al cliente con preferencia en consumo de productos biológicos. Sus lemas, son: “alimentos sanos, saludables y de vida” y por “un mundo más natural y sostenible”. Ya están comercializando productos de producción propia de su explotación agraria de Pomar de Cinca, principalmente arroz. Su producto estrella, son las “cestas de productos biológicos”. En éste proyecto, como en otros muchos, ya se conjuga el canal online con el offline.

Opino que este sector se debería tener muy en cuenta cuando se elaboran políticas de crecimiento sostenible y medioambiental, y para finalizar ¡brindar por los emprendedores agroalimentarios! ¿Qué prefieren? ¿Xon un buen vino o con una buena cerveza artesana?

Más información sobre emprendimiento en mi blog: miguelangelotin.blogspot.com.es y si quieren seguirme en twitter: @miguelottin