Opinión

Asesoría Financiera

Hace ya 25 años que diseñé y puse en marcha uno de los más exitosos estudios propios de la Universidad de Zaragoza, el Diploma de Especialización en Asesoría Financiera y Gestión de Patrimonios, del que fui también director durante sus nueve primeras ediciones.

Hace ya 25 años que diseñé y puse en marcha uno de los más exitosos estudios propios de la Universidad de Zaragoza, el Diploma de Especialización en Asesoría Financiera y Gestión de Patrimonios, del que fui también director durante sus nueve primeras ediciones, dejándolo posteriormente en buenas manos, continuando ininterrumpidamente hasta la fecha con innovaciones, mejoras y actualización permanente desdoblado en dos titulaciones y con nombre similar  https://gesfin.unizar.es/. Había decidido finalmente no trasladarme fuera de Zaragoza, fundamentalmente por motivos familiares, para conseguir una mayor proyección profesional aunque estaba estableciendo grandes contactos académicos y tenía excelentes oportunidades en varias universidades españolas que me ofrecían oportunidades extraordinarias a nivel de proyectos con empresas y en alguna de ellas incluso me ofrecían la posibilidad de conseguir un Vicerrectorado. 

La creación y diseño de dicha titulación muy práctica con fuerte enfoque técnico-operativo, abierta a todo tipo de alumnado y profesionales y con la mitad del claustro de profesorado constituido por grandes profesionales de la asesoría financiera y gestión financiera con mucha experiencia práctica, fue mucho más compleja de lo que pensaba, con muy diversos trámites, negociaciones y supervisiones que me recordaron mi intensa época de Analista Financiero y Supervisor de Finanzas en General Motors España. Finalmente todo llegó a buen puerto y continúa después de un cuarto de siglo a plena satisfacción de la Universidad, del alumnado, profesorado y muy diversas instituciones, con variadas empresas e instituciones patrocinadoras que fueron apoyando y apoyan al máximo desde la perspectiva de implicación docente y de subvenciones. 

Sigo pensando, como entonces, que es fundamental para el ciudadano contar con buena asesoría financiera respaldada por buenos profesionales titulados y con experiencia en mercados financieros y de todo tipo. De la misma manera que cuando tenemos dudas y problemas médicos debemos acudir a un profesional de la Medicina, cuando tenemos dudas y problemas financieros debemos acudir a un profesional de las Finanzas. La asesoría financiera y gestión de patrimonios en su máxima expresión óptima no se debe limitar exclusivamente a la gestión de activos, sino también de la gestión de pasivos, planificación fiscal, etc. https://www.efpa.es/

En temas financieros son fundamentales las ideas de rentabilidad, coste, diversificación y eficiencia. En dicho aspecto, los fondos de inversión son de los mejores instrumentos financieros y consiguen de alguna manera una socialización de las Finanzas ya que permiten acceder a todo tipo de mercados y activos con cantidades minoristas pero con ventajas mayoristas y con una gestión financiera profesional. 

Sigo teniendo una gran satisfacción y orgullo, ahora que ya no estoy en activo profesionalmente, por haber contribuido a aumentar la cultura financiera y, sobre todo, a formar con una perspectiva muy práctica a grandes profesionales, especialmente de la asesoría financiera, todo ello también con una fuerte y sólida perspectiva ética y moral que siempre ha estado en el origen y raíz de la Economía y las Finanzas.